Redacción

newssanmiguel@gmail.com

 

 

El domingo pasado, Marco Antonio, de 23 años de edad, fue atacado a balazos afuera de su casa. Era originario de Apaseo el Alto. Aún con vida llegó al hospital de Celaya, donde fue inminente la muerte cerebral.

Su cerebro ya no reaccionaba pero sí el resto de su cuerpo. De pronto, una emergencia nacional de donación de corazón surgió de una mujer al que su corazón se debilitaba; le quedaban apenas 2 días de vida.

Así fue como la familia del guanajuatense Marco Antonio decidió actuar y respondieron al llamado de emergencia, el cual ocurre cuando surge un paciente de cualquier parte del país que necesita este órgano vital y se encuentra en peligro de fallecer en las próximas 48 horas.

El potencial donador fue boletinado desde Celaya a nivel nacional para quien tuviera un candidato a un trasplante de corazón, emitiendo una respuesta el Hospital Centro Médico la Raza que acreditó contar con ese paciente.

 

 

Y por su loable labor, mientras se hacía la procuración de los órganos, el personal médico rindió con respeto un homenaje al donador guanajuatense con un minuto de silencio dentro de quirófano, tras activarse el Código Vida.

El corazón y el hígado fueron enviados desde Celaya a la Ciudad de México dentro de un operativo coordinador por el Centro Estatal de Trasplantes con el apoyo del Sistema de Urgencias del Estado. Adicionalmente con el hueso se podrán trasplantar hasta más de 100 pacientes que necesiten una parte de este tejido.

El Instituto Nacional de Ciencias Médicas Salvador Zubirán de la Ciudad de México, recibió el hígado en donde ya fue trasplantado a otro mexicano, mientras que las dos córneas y ambos riñones se quedaron en Guanajuato para trasplantarse a cuatro guanajuatenses más.

Ese mismo día, otro héroe surgía, ahora de la ciudad de Léon, también de Guanajuato, una donación que se realizó por la tarde en la UMAE Hospital de Especialidades No. 1 del Centro Médico Nacional Del Bajío; a un hombre de 27 años con muerte encefálica secundario provocado por un traumatismo craneoencefálico severo, de quien se logró: hígado, córneas y riñones.

Gracias a la generosidad de dos familias que decidieron donar los órganos de sus familiares, 11 personas podrán mejorar su calidad de vida.

Tan solo este año se han generado más de 200 órganos y tejidos de los 79 donadores, sin embargo, la lista de espera en Guanajuato, es de 2100 pacientes la mayoría con diagnóstico e insuficiencia renal y 150 pacientes que esperan una córnea.

 

CON INFO DE imss.gob.mx, Excelsior y SUEG

Written by news sanmiguel