Redacción

newssanmiguel@gmail.com

Con info de Ana Gaby Hdez.

 

 

Llegó el Domingo de Resurrección que es también para quemar a “Judas”.

Y será el jardín principal, a las 12:00 del día, cuando los personajes lleguen y se formen frente al Palacio Municipal para comenzar la quema en el Jardín Principal.

Y gracias a Belén Espinoza y su mamá Guadalupe Padrón, preservadoras de esta tradición, nos platican un poco de la elaboración de estos monitos y cuánto tiempo llevan fabricándolos.

“La mayoría de gente sabe que los monos se queman el Domingo de Resurrección, y pues aquí los elaboramos. Tenemos ya la tradición de mi papá (Romualdo Espinoza), Él es quien los hacía y quien empezó con esta tradición además de los globos de cantoya. Cuando fallece,  mi mamá y yo nos quedamos con esta tradición, esperemos seguir otro tiempo con ella”, dice Belén.

Belén tiene toda su vida fabricando los monitos, tradicionales en el Domingo de Resurrección, platica que su papá Don Romualdo.

“Yo, cuando mi papá vivía me daba poco para trabajar, cuando fallece, como teníamos mucho trabajo pues teníamos que sacarlo adelante  y fue que ya empecé a hacer las cosas. Tenía años de ver cómo trabajaba y tenía noción de todo, pero más nunca lo hacía, si acaso nada más a vestir, cosa pequeña.  Cuando él muerte, yo asumí la responsabilidad”, dice la señora.

Pasando el miércoles de ceniza, Belén y Doña Lupe empiezan a hacer los monitos de material reciclado, usan los costales de cemento con un poco de engrudo, el cuerpo se hace en un día y al siguiente día se le hace la cara, las orejas y se viste.

Este año alrededor de unas 24 piezas son las que este año fabricaron para la quema de judas.

Miden dos metros de altura y este año llegarán al Centro diablitos, brujitas, novios, el presidente Andrés Manuel López Obrador y Donald Trump. Cada pieza tiene un valor de $600 pesos.

“Es la quema de los judas porque se quema todo el mal para renacer el bien”, dice Belén.

Belén y su mamá Lupita están agradecidas con la ciudadanía por el apoyo que le han brindado para que la tradición siga adelante.

Además de los monos gigantes que Belén y su mamá hacen para la quema de judas, también hacen monitos chiquitos para otras celebraciones como: la fiesta de la Santa Cruz en mayo, la fiesta del convite de locos en junio y la fiesta de San Miguel Arcángel en octubre, una labor que desempeñan todo el año.

Fuera de su domicilio ubicado en la calle de Barranca, ya tienen colocada una muñeca gigante alusiva a la tradición de quema de judas que será este domingo a las 12:00 de la mañana.

 

 

 

Written by news sanmiguel