Redacción

newssanmiguel@gmail.com

 

Los relojes marcaban las 4:00 de la mañana de este domingo cuando en la Hacienda Los Arcángeles la fiesta apenas se detenía. El ruido de la pachanga alcanzaba los 65 decibeles y desde el horario permitido para realizar un evento en ese lugar, había superado las 3 horas. Los vecinos reportan que hablaron varias veces al 911 para reportar que en ese salón de fiestas, de nuevo les estaba causando problemas.

Desde antes de su construcción, los vecinos advirtieron que el sitio se encontraba en un mal lugar  porque a 600 metros se encuentra el Hospital General, a 400 metros  las primeras casas habitación de la colonia Ignacio Ramírez, a 500 metros están las de Palmita de Landeta, las de Infonavit Allende y El Atascadero.

Sin embargo la boda de ayer se pasó de hora, de ruido y prepotencia de algunos invitados con empleados y servidores públicos.

Por las redes sociales supimos que esa boda fue la de los novios, y que una planeadora de Querétaro llamada Lucero Álvarez (quien que frecuentemente realiza eventos en la Ciudad Patrimonio), fue la encargada de este festín en el que los novios y sus regios invitados vestidos de charros y con música banda, llegaron a San Miguel de Allende para entre otras cosas, realizar la Boda Charra.

 

La responsable del evento es la planeadora que un  día antes, en la Plaza de Toros,  realizó la pre boda de la familia que llegó del norte y donde los vecinos del centro, soportaron también el ruido que se generó alrededor. Entre los invitados, según las benditas redes sociales, había cantantes de música grupera y tribaleros.

Un día después, el sábado, un grupo de charros que trajeron sus caballos desde el norte del país  y los metieron al estacionamiento de El Cardo para de ahí intentar salir detrás de su amigo charro. Sin embargo los caballos no pudieron salir porque No tenían permiso y el reglamento de eventos y fiestas, NO lo permite.

Junto con los reportes de ruido llegaron también el que estos charros del norte  insultaban a los elementos de Seguridad y gritoneaban en plena banqueta  porque no los dejaban pasar. Lo correcto se impuso y NO les permitieron salir a pesar de la prepotencia de los regios.

Por lo que describe su historia de Instagram, hubo mariachis desde dentro de la Parroquia de San Miguel Arcángel, una camioneta y una carreta se estacionaron frente al recinto y a la fiesta trajeron al Grupo Intocable y al cantante  Julión Álvarez, entre otros.

Según el reglamento de eventos del Municipio, en su artículo décimo primero, En espacios privados abiertos está permitido hasta la 1:00 de la mañana y esta fiesta llegó hasta pasadas las 3:00 a.m.. Fuentes consultadas que estuvieron en la boda, confirmaron que se fueron cerca de las 5:00 a.m.

 

Written by amsanmiguel