Redacción

newssanmiguel@gmail.com

Con info de Ana Gaby Hdez.

Desde que nació, Jesús Axel no ha visto la luz. Una malformación en sus ojos le impide contemplar el verde de los árboles y el color de las flores, pero bastó llegar a una guitarra para sentir que era con ella, que podía alcanzar el cielo y hasta sentir el color azul.

Jesús Axel Segura Arredondo tiene 13 años de edad, que su familia al principio lo sobre protegió para evitar que le hicieran daño, pero luego buscaron la manera de ayudarlo y darle herramientas para salir adelante.Se lo llevaron a un kínder a Querétaro, pero con el tiempo sus viajes no pudieron costearse. Fue así que encontraron una escuela especial en San Miguel y un grupo de amigos con su condición se unieron para fortalecerla porque Jesús Axel ya tenía mucho tiempo sin ir a la escuela.

Edith es su hermana y actualmente estudia en la universidad Allende donde realiza proyectos sociales de la escuela para ayudar a personas como Jesús Axel.

“Al principio fue difícil sobrellevar su problema, lo limitábamos demasiado al dejar que no hiciera cosas que los demás podían hacer, queríamos sobreprotegerlo y no lo dejábamos de alguna manera ser independiente, hasta que después mi mamá decidió llevarlo a una escuela donde lo pudieran ayudar, nos dijeron que él ya no tenía remedio y que en vez de estar gastando en operaciones, buscáramos alternativas para que él pudiera aprender”, dijo.

Y fue así como desde pequeño, las escuelas especiales fueron su segunda casa.

Jesús actualmente cursa sus estudios de secundaria en la Técnica No 42 y por las tardes asiste a la escuela especial ‘Luz de Esperanza’. Rambién ha desarrollado un gusto musical y desde pequeño se le da “eso de la cantada”.

Fue hasta hace 2 años que aprendió a tocar la guitarra y comenzó ahora con sus clases de piano con un profesor particular.

“Me va muy bien, en la Técnica acabo de concursar en Músico Vocal y gané los dos concursos. Me voy a ir a concursar a la Técnica de Dolores Hidalgo. Se podría decir que mi gusto por la música es una influencia de mi papá también él es músico”.

Sus compañeros de secundaria lo aprecian y contrario a lo muchos podrían pensar, en su grupo las chicas y chicos lo apoyan y lo incluyen en todos sus proyectos.

“También he participado en el Día de la Discapacidad, se hizo en una escuela y me dieron un reconocimiento. En la escuelita nos enseñan a leer, escribir con el Sistema Braile y nos dan clases de natación”.

Y esta historia tiene un por qué, pues en la Universidad de su hermana, en la carrera de Comunicación, cada mes organizan un proyecto social en beneficio de la sociedad.

Este mes está dedicado al proyecto que llamaron “Sin Límites, Capacidades diferentes las tiene un vaso”, en el cual se busca la inclusión de las personas con discapacidad a la sociedad.

“Que la sociedad se de cuenta qué es lo que nos hace falta a nosotros como sociedad para poder ayudar a las personas con discapacidad, también a mostrar algunos logros que han obtenido algunas personas con discapacidad y cómo han peleado por sobresalir”, dijo Edith, hermana de Jesús, quien es también una de las organizadoras  del evento.

Y justo para este proyecto te invitan a que asistas este viernes 27 DE ABRIL, a las 5:00 de la tarde en El Sindicato, ubicado en la calle de Recreo Número 4, donde presentarán varios casos de éxito y superación.

Written by amsanmiguel