Redacción

newssanmiguel@gmail.com

Fotos: Staff y web: Capilla de Piedra

El silencio de los ciudadanos y de los gobiernos provocó que con el proyecto de Capilla de Piedra, que pretenden detener los ciudadanos y sociedad civil, no se pueda hacer nada, dijo Francisco Vidargas, subdirector de Ciudades Patrimonio, que llegó a San Miguel de Allende para decir que eso ya estaba muy avanzado.capilla vida

«Dejaron pasar tiempo y nadie hizo nada», recalcó.

Y es que haciendo un poquito de historia, el proyecto de Capilla de Piedra no es un tema de los últimos días, sólo que ahora ya se ven las edificaciones que comenzaron hace mucho, mucho tiempo.

Todo inició en el 2006 (para ser exactos el 12 de septiembre) cuando Luis Alberto Villarreal, ex alcalde panista y hermano del actual alcalde, Ricardo Villarreal, otorgó los permisos de construcción para ese fraccionamiento con sus 250 depas y casitas. Desde entonces comenzaron a trabajar y ni su gobierno ni los vecinos dijeron nada. Los ladrillos comenzaron a pegarse desde entonces .

Con sus nuevas aspiraciones, el también ahora ex alcalde y ex diputado dejó el tema y la administración en manos de su interino Juan Antonio Jaramillo, para luego continuar el proyecto en la siguiente administración donde otro panista, Jesús Correa, estuvo al pendiente y el caso siguió y siguió.

El representante de Ciudades Patrimonio dijo que el proyecto terminará y que lo que hay que hacer es tomar medidas para que no vuelva a ocurrir una cosa como esta.

Recordó que desde que obtuvieron el nombramiento de Ciudad Patrimonio (2008), les pidió a los representantes de la administración de Jesús Correa y luego de Lucy Nuñez y luego de Mauricio Trejo, que hicieran un Plan de Manejo para evitar que se pusieran a construir a contentillo y cambiar el aspecto de la ciudad… pero nadie le hizo caso.

«Es un Plan de Manejo de Bienes y eso ayudará a mantener el orden dentro de la zona considerada como protegida y respetando el entorno e imagen de la ciudad. Además querer hacer a San Miguel a copia y semejanza del siglo XVIII, es querer falsificar la imagen de una ciudad que tiene su propio encanto, todo evoluciona y hay que adaptarse», dijo.

Un total de 330 viviendas se construyen en el lugar, pero sólo 88, que aprobó «la pasada administración» (en el 2015) de Mauricio Trejo, son las que quieren revocar, en el resto «ya no hay nada qué hacer».

Mientras tanto los edificios resaltan en la zona del Atascadero, y los departamentos y casas, según su página de Internet, ofrecerán la mejor vista de la Ciudad Patrimonio a unos cuántos minutos de camino al centro histórico.

Aquí te dejamos el video del proyecto:

Written by amsanmiguel