Redacción

newssanmiguel@gmail.com

Con info de Ana Gaby Hdez.

 

Hace 30  años, Don Raúl Vázquez Gómez recibió oficialmente el reloj  monumental de San Miguel de Allende para que con su trabajo y astucia, sonara cada día para darnos la hora.

Don Raúl fue el relojero oficial por casi 2 décadas y este sábado pasado, a las 9:30 de la mañana, sonaban para despedirlo de esa labor, que ahora su hijo Daniel recibe para continuar con el legado de seguir dándonos la hora desde uno de los relojes más emblemáticos de San Miguel de Allende.

Y para ello, en la Sala de Cabildos recibió un homenaje a su labor y por su despedida del reloj, donde el alcalde Luis Alberto Villarreal le agradeció a nombre de los sanmiguelenses por su trabajo y siempre mantener a tiempo la maquinaria del monumental reloj.

Muchísimas gracias a Don Raúl Vázquez Gómez, les pido a los presentes nos pongamos de pie, para rendir un fuerte aplauso a este extraordinario hombre”, dijo el Alcalde, al tiempo que recibía una ovación por parte de los asistentes.

“Más que ser el encargado, ser el relojero y reparar el reloj“; ahora será Daniel  quien lo sustituya para que su papá vaya descansar.

Yo siempre voy a estar tras de él, no pienso abandonarlo totalmente. Me siento y quiero ese reloj. Quiero ayudar a conservarlo por muchos años más, pero para eso yo diría que ando mal de mis rodillas, he estado un poco mal, mi edad ya es considerable y siento el no dejar el reloj, pero siempre estaré presente en cualquier compostura y que mi hijo me pida ayuda”, dijo Don Raúl.

Don Raúl dice estar muy contento pero a la vez triste.

“Mucha gente puede decir cómo me voy triste por dejar un reloj, pero este es un reloj único, un reloj único que nada más hay uno en el mundo y un reloj que siempre ha funcionado desde hace 119 años, con las piezas originales. Entonces realmente yo quisiera ver, qué máquina, qué carro dura 119 años trabajando al 98 por ciento”.

Dicen los relojeros que un Reloj Monumental se hereda y el reloj público de San Miguel de Allende (situado en la torre del templo de La Santa Escuela) es del municipio para que sólo los que saben le puedan “meter mano”.

Don Raúl anduvo tras él por años, en un inicio ayudando a una señorita que era la encargada y lo hizo sin recibir un sueldo ni nada, pero a él no le interesaba, lo que él quería es que el reloj pasara a sus manos, porque él sabía que estaba en manos de alguien que no era relojera.

“El señor Norman Bengman era un alemán relojero, pero él duró en San Miguel de Allende  dando mantenimiento al reloj unos 18 años. Murió él y Carmen Bengman, que era su hija, junto con su hermano que también se fue a Estados Unidos, y se quedó la diseñadora Carmen de joyería con el reloj, pero ella siempre pedía ayuda a sus joyeros. Así llegó el momento en que sus joyeros no podían con el reloj y entonces ella me habló a mí como relojero y desde entonces yo estuve colaborando con ella por 19 años”.

Gente de Francia ha venido a San Miguel a conocer el reloj, saben que es una obra y maquinaria importante, un reloj que dice mucha gente, está hecho por unos materiales que son más caros que el oro.

Cuando este se compró fue en Francia a fines de 1890 y desde entonces han pasado dos relojeros: el señor Bengman que duró pocos años al morir, luego su hija y después don Raúl Vázquez, quien se convirtió en el encargado oficial del reloj monumental que suena cada 15 minutos a un costado de la Parroquia de San Miguel Arcángel.

Si mucha gente se pone a pensar, para que esté muy abajo y para que esas campanas suenen cada 15 minutos durante 19 años, es una cosa increíble que una campana no se rompa, tocando cada 15 minutos, viendo que otras campanas sí se han dañado porque son de materiales no tan finos como los que fabricaba Francia. Francia siempre ha hecho los mejores relojes del mundo y en monumentales también”, dijo el Don Raúl, hoy de 70 años de edad.

El reloj municipal sigue siendo auténtico y seguirá así porque Daniel sabe el amor que su papá tiene por esa pieza monumental; él ya tiene más de 10 años apoyándolo y lo conoce muy bien.

“Muy orgulloso de apoyar a mi papá, yo le prometo que voy a seguir conservando este reloj tal y como está, apoyándolo, manteniéndolo a la hora, al día y no fallarle con el apoyo de mi hermano Raúl Vázquez también, él es una persona muy importante en el mantenimiento de este reloj también, y yo voy a estar al pendiente de que no falle y solicitando ayuda de mi papá también”, dijo Daniel, el nuevo encargado del Reloj Monumental de San Miguel de Allende.

 

 

Written by amsanmiguel