Redacción/ Día del Amor

newssanmiguel@gmail.com

 

María y Juan son los protagonistas de esta historia donde se confundió el amor con el abuso y la violencia.

María, es una chica sanmiguelense con una vida igual a la de muchas en la ciudad y ella conoció a un hombre, del que se enamoró y que vivía en la misma colonia que ella.

Con el tiempo la relación avanzó y esa admiración de ella para con el hombre que había conocido se había vuelto una necesidad. Tenerlo cerca era su alimento y las infidelidades, malos tratos y burlas que él tenía contra ella, tampoco las escuchaba.

El “amor” que ella tenía por Juan la llevó a aceptar que él la mantuviera encerrada durante una semana sin ver a sus amigos, ni a su familia, una prueba que superó y donde demostró su amor aún cuando estaba viviendo “secustrada”.

Las vecinas hablaban con María, le pedían que abriera los ojos. Le decían que la violencia que ejercía Juan sobre ella no era lo “normal” en el amor, que él mantenía una relación con otras dos mujeres de la misma colonia… María no veía más que el amor que sentía por Juan.

El tiempo la llevó atener un hijo y con ello a aumentar la presión sicológica y la violencia contra ella.

No fue sino hasta dos años después de ese amor enfermizo que María escuchó por primera vez la frase: “Están abusando de ti, eso que hacen contigo no  es amor”.

La mujer que se lo dijo era una de las otras dos mujeres de Juan, quien se había dado cuenta de que el hombre que estaba junto a ella, las estaba engañando.

Así fue como María pudo pedir ayuda y se sometió un tratamiento y charlas para ser que la única persona a la que ella puede amar con toda su alma, es a ella misma.

Hoy María tiene una nueva oportunidad en el amor y otro hijo. Aprendió que el amor no es como lo vivió por años y que el respeto primero debe tenérselo ella misma.

Esta es una de las muchas historias que han llegado al Instituto de la Mujer en San Miguel de Allende, en el que Cinthia Sifuentes, su titular, asegura que la prioridad que tiene es hacer que las mujeres comprendan su poder y encuentren lo que buscan para ser felices y ahora María es quien le ayuda a llevar mujeres que vivieron lo que ella padeció.

Si conoces otra historia como la de María, comunícate al teléfono 120-4634 porque ellas están para ayudarte.

El amor es de sacrificios pero sacrificio no es violencia ❤️❤️

 

Written by amsanmiguel