Redacción

Newssanmiguel@gmail.com

 

Juan, un joven que llegó a visitar a su familia al estudiar fuera de la ciudad, decidió salir el fin de semana con sus amigos a quien ya tenía tiempo de no ver.

La convivencia se alargó hasta las 3:00 de la mañana, hora que decidió volver a casa, por lo que fue a la esquina de Umarán y Hernández Macías para tomar el taxi que lo llevaría de vuelta a su hogar.

Subió a la unidad, le pidió llevarlo de regreso a casa y por unos momentos comenzó a dormitar.

Sin embargo, cuando llegaron al Puente que está sobre la calle de Canal, el taxista detuvo su marcha y de alguna parte de esa zona salió otro hombre y entre ambos comenzaron a despojarlo de su cartera, su teléfono, su dinero y su reloj.

Los dos hombres, el taxista y su cómplice, subieron a la unidad y huyeron, dejando al joven en el Puente, sin dinero y sin cómo comunicarse con su familia.

Corrió y llegó al jardín y pidió ayuda a un Policía, a quien le contó lo que estaba pasando:

  • VÍCTIMA: “¡Me acaban de asaltar!, le dijo asustado el joven al elemento de Seguridad que lo vio nervioso para entonces recibir la respuesta de:
  • POLICÍA: “¿Quién lo asaltó?…
  • VÍCTIMA: “¡Pues el taxista y otro!”
  • POLICIA: “¿Qué número de taxi?”
  • VÍCTIMA: No sé…
  • POLICÍA: ¿Quién era la otra persona?

Ahí fue donde Juan dijo que ahí nadie le ayudaría, dio la vuelta y decidió llegar a casa caminando.

Tras tocar la puerta sale su familia a recibirlo y se da cuenta de lo que había ocurrido y que había sido víctima de la violencia en San Miguel de Allende.

Al día siguiente fueron a levantar la denuncia y tardaron más de 4 horas en hacerlo, pero tuvieron la paciencia de esperar a que los empleados de la Fiscalía lo atendieran.

Decidió levantar la denuncia para ver si después de la descripción detallada de lo que le robaron puedan tener pistas de rastreo de ladrones y cómplices.

Juan no sabe si denunciar servirá de algo, pero decidió hacerlo porque San Miguel de Allende esta vez no lo recibió como antes cuando podías caminar, subir a un taxi y llegar sano a casa.

Written by amsanmiguel