Redacción

Newssanmiguel@gmail.com

Con info de Ana Gaby Hdez.

El pasado 6 de enero se conmemoró el 44 aniversario del fallecimiento del pintor mexicano José de Jesús Alfaro Siqueiros, mejor conocido como David Alfaro Siqueiros, un artista que con sus obras fue reconocido en el país y en el extranjero.

En su paso por San Miguel, en el año de 1948, este gran artista mexicano utilizó las paredes del Centro Cultural Nigromante en San Miguel de Allende para inspirarse y pintar.

Carlos Fabián es encargado de la Planeación de Eventos y Relaciones Interinstitucionales del Centro Cultural el Nigromante, el joven compartió con News, un poco sobre la historia que envuelve el colorido mural en el techo de bóveda de un cuarto grande.

“Aquí en el Centro Cultural el Nigromante, tenemos lo que es conocido como el mural inconcluso de Siqueiros, así es internacionalmente conocido y es un mural dedicado a Ignacio Allende.

“Éste mural lo empezó a pintar Siqueiros en la década de los 40, Siqueiros vino a San Miguel a impartir un curso teórico práctico a veteranos de guerra estadounidenses y canadienses, y al mismo tiempo que impartía los cursos teórico y práctico empezó a pintar el mural en una de las bóvedas de aquí del Centro Cultural, que anteriormente era un convento y en ese tiempo era una escuela de arte y el utilizó una bóveda para pintar un mural y es el que tenemos aquí”, dijo Carlos, explicando la historia del mural de Siqueiros desde la habitación donde se encuentra pintado en el techo de bóveda.

“Lo hago desde aquí porque no está permitido grabar el interior del mural, por eso estamos aquí en la entrada pero los invitamos a que vengan a conocerlo. El mural quedó inconcluso en 1948, tiene más de 50 años que se pintó el mural y ya no se completó, pero es muy conocido porque es como una clase viva, una clase práctico viva de lo que era la técnica de pintar de Siqueiros, en el interior podemos ver sus trasos y la retícula que él usaba para generar el tipo de dinámica que es la característica de los murales de Siqueiros”.

El mural permanece tal cual lo dejó pintado el artista y así continuará.

“Ya está protegido el mural por el INAH, entonces no puede tener ningún tipo de alteración. El mantenimiento está acargo del Instituto Nacional de Antropología y Historia, ellos son los que a cierto tiempo vienen a dar un mantenimiento a lo que es el mural, vienen expertos en tratar y mantener lo que son murales históricos de México”, dijo Carlos.

El mural es toda una bóveda de lo que antes era un convento, tiene el tamaño de una bóveda en una Iglesia, en la entrada al cuarto hay un guardia que restringe el uso de cámara y teléfonos celulares para que el mural no sea grabado.

Ésta obra está abierta al público de Lunes a Sábado de 10:00 de la mañana a 6:00 de la tarde, y los Domingos de 10:00 de la mañana a 2:00 de la tarde en el Centro Cultural el Nigromante.

Written by amsanmiguel