Redacción

newssanmiguel@gmail.com

 

Su página de Facebook, le rinde un tributo con sus mejores momentos y al principio de ella se lee: “En memoria de Víctor. Esperamos que los seres queridos de Victor encuentren consuelo visitando su perfil para recordar y conmemorar su vida”.

Víctor era el maestro de yoga en San Miguel de Allende, el mismo que el pasado 16 de octubre  fue descubierto en un terreno aledaño a la casa 128 C de la Salida Real a Querétaro, con su cuerpo cubierto por cobijas y lonas y amarrado con alambres y  enterrado en ese lugar.

Días antes de su hallazgo y de rescatar el cuerpo, ya habían reportado la desaparición del maestro de yoga que vivía en San m igual de Allende pero que era originario de Irapuato. A Víctor lo asesinaron por un severo golpe que recibió en su cabeza y sus  asesinos cavaron una fosa en la parte trasera de la casa en la que al parecer vivía para que no lo descubrieran.

El pasado 16 de octubre, peritos de la Procuraduría General de Justicia de Guanajuato (PGJE) realizaron un operativo en la Salida Real A Querétaro para rescatar el cuerpo. Fuentes consultadas señalaron que tuvieron que pedir herramienta a Protección Civil para realizar las maniobras y ahí lo hallaron.

La Procuraduría de Justicia confirmó la identidad de la persona encontrada en esa fosa clandestina y dijo que era Víctor, que tenía 52 años de edad y que su cuerpo fue encontrado en el interior de la casa de la Salida Real A Querétaro.

A través de la página de More Security in San Miguel de Allende, donde la comunidad mexicana y extranjera comparte información, confirmaron que ellos sabían que Víctor, el maestro de Yoga, era quien estaba enterrado en esa vivienda.

Y se lee en su post:

“Hemos confirmado que el individuo que fue ‘enterrado’ en esa casa en Salida de Querétaro, era un instructor de yoga de Irapuato, Guanajuato…. Había estado viviendo allí durante varios meses. Quizás más de un año.

“El cuerpo fue encontrado hace aproximadamente 10 días por los investigadores de la policía militar.

“Nota del editor: entendemos que a los Procuraduría les gusta completar su investigación antes de hacer público, pero a menudo lleva meses e incluso años. Mientras tanto, los sanmiguelenses se quedan para preguntarse si había “cuerpos” enterrados allí. Estamos tratando de asegurar a los residentes… ese no es el caso. No hay fosas comunes allí.

“Sabiendo que la familia de la víctima ya ha sido notificada, creemos que es apropiado revelar esta información basada en informes directos de aquellos que lo conocían. La Policía tiene sospechosos, pero por lo que sabemos, nadie ha sido arrestado.

“Si bien se trata de una investigación, las autoridades del estado tal vez deseen considerar cierto grado de transparencia pública cuando tengan acceso a información importante y objetiva que tranquilice al público. Sentimos que esta es una de esas situaciones. Esperemos que el agresor sea encontrado pronto”.

 

Written by amsanmiguel