Redacción

newssanmiguel@gmail.com

 

Luego de las casi 24 horas que la Cruz Roja de Salamanca declaró hacer una pausa en sus actividades ante la inseguridad en ese municipio, la benemérita institución acordó con el Secretario de Gobierno Luis Ernesto Ayala y el Delegado Guillermo Franco, que los elementos de la Policía Estatal custodiarán las unidades de emergencia así como sus instalaciones.

Y es que además de amagar a los paramédicos también recibieron llamadas de amenazas contra la gente que apoya en el rescate.

Como recordaremos, el sábado pasado,  paramédicos de Cruz Roja de Salamanca brindaron atención a un civil herido y en el trayecto para recibir atención médica, la unidad de la Cruz Roja fue interceptada por un grupo de personas armadas quienes viajaban a bordo de un automóvil.

El lesionado, identificado como ALFONSO “N”, descendió voluntariamente de la unidad médica para abordar el otro vehículo, mismo en el que se retiró con rumbo desconocido.

Ante el conocimiento de las amenazas telefónicas recibidas en la sede Salamanca de la Cruz Roja, se estableció coordinación permanente por parte del Secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala Torres y el Delegado de la Cruz Roja Estatal Guillermo Franco Ciurana, a fin de resguardar instalaciones e integridad de sus integrantes, así como brindar garantías para su operación.

De forma transitoria, el Gobierno Estatal brinda apoyo en la zona de Salamanca a través del Sistema de Urgencias Médicas del Estado de Guanajuato, en coordinación con instituciones de protección civil municipales.

 

Written by news sanmiguel