Por Miguel Arcángel

Columna: #TenemosQueHablar

correo: newssanmiguel@gmail.com

 

 

Hola mis queridos y amados lectores, aquí aparezco de nuevo en un día nada normal para mí, pero como es Semana Santa y todos estamos llenos de ese amor y esa pasión que nos caracteriza a este pueblo mexicano, le dije a mis amigos de News que no podía dejar pasar este día para compartir lo mucho que amamos nuestras tradiciones y todo lo que ellas encierran.

Así que aprovechando que hoy recorreremos 7 templos para rezar y pedir por nuestra alma y familias, aprovecharé para contarles que ayer me di una vuelta por el templo de San Juan de Dios, que alberga al Señor de la Columna como invitado especial y que entre mis rezos y plegarias escuché una charla muy interesante que seguramente a ti también te va a dejar con la boca abierta, así que de eso, es de lo que hoy #TenemosQueHablar:

Mi fervor en estas fechas crece increíblemente y soy de los que acompaña a la  familia a cuanto evento y procesión se atraviesa, pero esta vez te contaré una que viví justo el miércoles en el templo de San Juan de Dios, donde el Señor de la Columna está como invitado especial.

Y es que tú no estás para saberlo pero yo sí para contarlo, pero justo cuando estaba yo con toda la devoción lanzando oraciones, una señora comenzó contar cómo 3 personajes  llegaron al templo a armar tremendo escándalo para buscar dónde meter dinero del pueblo (porque de sus bolsillos no saldrá) y ahí te van:

Número uno, la diputada federal Vero Agundis 🌸🌸🌸; número 2: Graciela Cruz, la historiadora y amiga íntima del alma del personaje número 3: el abogado que no practica la abogacía y que ahora se dice comunicador y además es hijo de uno de los panaderos más queridos de la ciudad, el priista y promotor de tradiciones (aunque a veces el alcohol le haga decir cosillas traviesas), Antonio Rayas, conocido entre sus cuates como el Toño Rayas.

Pues bien, resulta que una vez averiguando qué andaban haciendo esos personajazos de colores diferentes y formas de pensar distintas, me encuentro a las señoras que cuidan, aman, idolatran, mantienen vivo y vigilan cada paso que sus imágenes dan en la iglesia y para mi sorpresa me dijeron así: “Esos nomás llegaron, nos sacaron a todos y se pusieron a encuerar (sic) a los santos; al Señor de la Columna le quitaron toda su ropa”.

“Pero ¿cóooooooomo? ¡SACRILEGIO, SEÑOOOOR!,” fue lo que respondí una vez que escuché a  la señora que tenía un cierto parecido a Chabelita, la mujer que confiesa sus pecados en la tele y siempre llora.

Pues sí, una de las señoras que fielmente sigue sus tradiciones y respeta la Iglesia, me contó que los tres personajes llegaron hasta la imagen que pertenece al Santuario de Atotonilco, el edificio que es Patrimonio de la Humanidad (con todo lo que él tiene, incluyendo el Señor de la Columna) y que, sin pedirle permiso a nadie (porque el padre Fernando Manriquez  de Atotonilco dijo que no sabía nada), le quitaron  la ropa a la venerada imagen del Señor y otros santos porque andan buscando dónde aplicar los recursos de la federación que tiene la diputada Agundis 🌸🌸🌸 para restaurar santos e imágenes de iglesias católicas (los de otras religiones parece que no entran en el presupuesto), tal como lo hicieron el año pasado el ahora alcalde Ricardo Villarreal y su hermano Luis Alberto (de quienes ella era su secretaria) y donde le metieron 600 mil pesillos de la federación para “arreglar” al Señor de la Conquista que está en La Parroquia de mi tocayo, San Miguel Arcángel.

A un reportero que los acompañó le pidieron guardar silencio de lo que ellos estaban haciendo dentro del templo y de la “encueradera” de santos que estaban realizando, pero como se le salió poquito, con eso tuve para enterarme y buscar detalles.

Así fue como pasó y como me enteré que la diputada 🌸🌸🌸, la historiadora y el abogado-comunicador eligieron al Señor de la Columna para ser la siguiente imagen a a restaurar con la lana de nuestros impuestos.

Y es que no solamente anduvieron por el templo de San Juan de Dios, sino que también se dieronsu vuelta por la Santa Escuela, donde también desvistieron algunas imágenes para ver si necesitaban una “chaineada” aprovechando esto de las fiestas santas.

Pero las cosas no son como antes y los integrantes de cofradías y grupos pastorales que defienden con mucha fe a sus santos, morían de coraje al ver que  llegaron sin avisar, sin tomarlos en cuenta, sin ser partícipes de la toma de decisiones de las imágenes históricas que tienen bajo su resguardo y sin decirles quién les dio permiso para ponerse a  “encuerar” sus santos .

Pues así las cosas, yo nomás volví para decirles que 3 personajes anduvieron muy movidos en los templos buscando a detalle astillas y raspones en las veneradas esculturas y literal, se pusieron a “desvestir santos” incluyendo al Señor de la Columna que tiene un cuidado especial y siempre recibe un mantenimiento constante.

Habrá que ver qué dice el señor cura del Santuario, igual y debe ser el primero que deba estar enterado de que le encueraron su imagen porque quieren arreglarla, digo, eso haría yo… ¿no?

Felices vacaciones…. me voy hoy a la playa a un lugar donde el agua es azul turquesa. Saludos desde el mar, ya me voy un ratito al paraíso y no encueren santos sin mi, esperen a que vuelva, será divertido verlos en plena acción y les dejo por aquí una frase para quien le quede:

“LA IGLESIA NO ES UN MUSEO DE SANTOS… ES UN HOSPITAL DE PECADORES”

 

 

 

 

 

 

 

Written by amsanmiguel