Por Miguel Arcángel

COLUMNA: #TenemosQueHablar

Contacto con el Arcángel: newssanmiguel@gmail.com

 

 

¡Buenos Días mis queridos y amados lectores! Aquí estamos de nuevo, siempre agradecido de que me regales unos minutos de tu tiempo para compartir juntos lo que la semana nos dejó.

Este fin de semana me fui con unos cuates y La Castaña de mis amores a visitar a unos amigos de comunidad Alcocer que luego de ofrecernos una rica comilona, nos llevaron a caminar rumbo al Cerro, a Los Picachos, donde no llegamos tan lejos, pero si alcanzamos a gozar de una de las vistas más hermosas.

Proteger la naturaleza es una frase que nos repiten una y otra vez; «preservemos el medio ambiente» nos lo dicen a través de campañas y campañas que pagan los gobiernos para que no se nos olvide que el mundo nos está comenzando a cobrar factura por tratarlo mal.

Y ya que andamos en los temas de ecología y medio ambiente que no están protegidos, es de eso y de otros asuntos de lo que hoy #TenemosQueHablar:

  • Se vende cerro a «cachitos»

Don Poli Cázares, el de Cabras

Hace casi una década, los habitantes de la comunidad de Cabras-Juan Xidó, llamaron la atención de ambientalistas y grupos ciudadanos que entonces se enteraron que allá en la zona alta de la ciudad, en una parte del Cerro de Los Picachos, inversionistas que llegaron acompañados de gente del entonces alcalde panista Jesús Correa (de quien dicen es como si siguiera gobernando Luis Alberto Villarreal porque la voz y voto del Correa panista nomás no se hacía escuchar), le echaron un ojo a los terrenos en el que pretendían levantar un hotel de lujo y un campo de golf para la gente «pipiris nice» que visita San Miguel.

Pero ese plan de urbanizar  y desarrollar una parte del Cerro de los Picachos quedó sólo en eso, en un intento, porque los habitantes se pusieron al brinco y no dejaron que los campesinos vendieran el cerro a «cachitos» para llevar «la modernidad» y el desarrollo a una de las zonas verdes que rodean la ciudad y la cual nadie ha querido iniciar los trámites para declararla zona protegida (por cómo, así no la podrían vender).

Pero casi 10 años después el tema volvió a tomar fuerza, esta vez no por la llegada del hotel, sino de la división de tierra para ejidatarios que desde hace tiempo anda liderando don Policarpio Cázares el de Cabras, quien «convenció» a los ejidatarios de que hacerse dueños de los terrenos es lo mejor que le puede pasar porque en un futuro, esa tierra «les dejará buenas ganancias».

La delegada Viridiana, la amiga de los polis.

Así fue como el jueves pasado, con el aval de la Procuraduría Estatal Agraria, 57 ejidatarios fueron informados de que son dueños de 6 hectáreas de terreno de una parte del cerro Los Picachos, un lugar que se repartieron a «cachitos» para que en él hicieran lo que quisieran. Don «Poli», el de Cabras , el hombre que dejó de ser campesino para convertirse en «repartidor de tierras» logró que  su suegro, su cuñado, la sobrina, el hijo, la hija, el hermano, el primo, la prima, su compadre y hasta su padrino de bautizo, sean ahora dueños de una tierra que deberían estar sembrando y produciendo, pero que mientras dicen, le sembrarán arbolitos y arbustos para llevar a pasear a sus familias y que en un futuro ya verán que se puede hacer.

Pero dentro de esta repartición hubo un problemita, Don Enrique Andrade, uno de los ejidatarios que ha encabezado la lucha contra la venta del cerro y quien Don «Poli», el de las Cabras, lo ve como su «archienemigo» manteniendo una rivalidad nivel Lyn May contra Wanda Sioux.

Pues el hombre «Poli», quien además tiene a su hermana Viridiana Cázares, la delegada de la comunidad, quien además de brindarle apoyo incondicional a su brother, es también buena amiga de «los polis» que le mandan de la Secretaría de Seguridad y con quien se le ve muy activa dialogando, compartiendo sus momentos felices captados en su teléfono y sonriendo con ellos cual quinceañera en baile de los Tigres del Norte.

Don Enrique, cansado de que las autoridades de todos los niveles no lo escucharan y sólo apoyen a Don «Poli», se acercó a «Antorcha Campesina», la agrupación que poco a poco empieza a hacer aparición en las comunidades, que son los que han encabezado marchas por la ciudad, que piden mejoras para escuelas, calles, techos y otras obras que dicen le hacen falta a su comunidad y por eso, un día después de que se repartieron el cerro, llegó a San Miguel con Gualberto Maldonado, el líder estatal de Antorcha para decir que esta lucha, apenas comienza.

Los Antorchistas tienen más de 40 años en México y en San Miguel cada día se meten más en las comunidades, tanto así que al Municipio le han entregado listas y listas de necesidades en sus comunidades y aunque muchas ya están resueltas a través de los programas del gobierno, los antorichistas dicen que les hace falta más.

Pues a esos se unió Don Enrique, quien dijo que si las autoridades no le hicieron caso en defender el Cerro y lograr una repartición justa, pues buscará hacerlo desde los Antorchistas, quienes por cierto anunciaron que en unas semanas llegarán no 20, ni 30, ni 100 antorchistas a San Miguel de Allende, sino un poquito más para retomar el tema de Don «Poli», el de las Cabras y las obras que dicen, siguen pendientes en la ciudad.

Este movimiento no tiene apoyo desde el Congreso, donde 6 diputados federales apoyan el movimiento  (todos emanados del PRI) y son: Edith Villa Trujillo, Juan Manuel Celis Aguirre, Maricela Serrano Hernández, Hersilia Onfalia Córdova Morán, Telésforo García, Héctor Javier Álvarez) y con los apoyos que logran bajar desde la Cámara, dan fuerza a la organización.

En unas semanas veremos a mucha gente en marchas por la ciudad así que mis amigos de NEWS, ya les estarán informando…

  • Detenciones y el desamor

Pues bien, todos nos dimos cuenta a través de videos que difundieron en las redes sociales, que el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de San Miguel, José Benigno Torres, fue detenido cuando salía de un banco allá en la Plaza La Luciérnaga.

El escándalo de la detención del empresario sanmiguelense, que es la segunda ocasión que se hace público y se ve involucrado por un tema de Seguridad, esta vez ocurrió cerca del mediodía donde varios peatones pudieron ver al líder del CCE rodeado de polis y a bordo de una patrulla.

La pelea nivel «Niurka Vs. Ninel Conde» no se ha detenido entre el Secretario de Seguridad, Ricardo «El Mirrey» Benavides, y el líder empresarial Benigno Torres, quienes ya nomás buscan «un motivo» para demostrarse uno a otro que entre ellos no habrá forma de tomarse una tacita de té para hacer las pases y mucho menos ser amigos.

Lo que ocurre en el fondo de los corazones del funcionario de la Seguridad y el líder de empresarios no nos importa, porque se trata de un asunto personal que ellos saben bien en qué calle empezó todo y quién de todos los personajes sanmiguelenses está involucrad@.

Nosotros sólo pedimos que por el bien de San Miguel se porten bien y dejen de hacer cosas en las que tengan que utilizar recursos públicos (ó sea nuestros polis y patrullas) para detener peleas «de amor y desamor» que no sólo han ocurrido una vez, sino varias.

Es triste darse cuenta de que los temas personales se los sabe todo el pueblo porque deciden que su tema privado se haga público cuando salen a la calle a compartirnos sus gritos y mentadas de progenitora como si a nosotros nos importara. Invocamos a las partes involucradas a la cordura y madurez, solicitándoles de manera atenta respeto para con los demás y si se quieren pelear (sea quien sea) métanse a su casa, aviéntense crayolas, gomitas bicolores y pelotillas para ver quién aguanta más o siéntense en una mesa a hablar como adultos, digo, suena como más lógico ¿no?.

Ya me voy ya me despido, volvemos a nuestro nicho, que no es otra cosa que mi hogar para seguir vigilando desde lo alto a nuestros actores políticos en este zoológico fantástico que nos regalan a diario…

Que tengas un gran inicio de semana y si tienes comentarios o sugerencias escríbeme a newssanmiguel@gmail.com que seguramente tenemos mucho de qué hablar…

Feliz Lunes!!!

 

Written by amsanmiguel