Por Miguel Arcángel

Columna: #TenemosQueHablar

contacto con el Arcángel: newssanmiguel@gmail.com

 

¡Feliz lunes mis queridos y amables lectores! gracias por estar de nuevo aquí, con este mortal que se la pasó re bien este fin de semana porque estuvimos de fiesta en la familia por la graduación de la Lucecita, la sobrina que ya superó lo que muchos de nosotros porque fue la primera de los sobrinos que acabó la universidad. ¡Felicidades a mi sobrina adorada! y también a toda esa banda de todas las escuelas que terminaron cualquiera de los grados; sigan echándole ganas, NO DEJEN DE ESTUDIAR porque sólo con conocimiento es como podrán superar muchos obstáculos que nos ponen en el camino, sólo así evitarán que se los anden chamaqueando para arrancarles sus sueños y chance hasta sus terrenos.

Y ya después de este breviario familiar adentrémonos en lo importante: nuestra tierra sanmiguelense que esta semana dejó harto que contar, entre ellos el nacimiento de un bebé que la pancita de su mami ya no dejó ocultar a pesar de que intentaron mantenerlo en secreto, de terrenitos donados en medio de un llanto estilo drama de la época del Cine dorado de los 50 que intentó aplicar la regidora Dolores (que no es la del Río, sino la de al lado del río) y de otros terrenos que tienen a los vecinos entrampados y muy molestos, así que de eso es de lo que hoy #TenemoQueHablar:

  • El Fox-Teletón y sus “teletoneros”

Don Chente Fox  y su doña Martita Sahagún construirán su Fox-Teletón en San Miguel de Allende. Desde aquel emblemático 4 de julio, cuando los integrantes de ese teatral Cabildo aprobaron la propuesta de entregarles 2 hectáreas de San Miguel a una pareja presidencial que tiene aaaaaños viviendo de donaciones y de fundaciones nobles y lindas, hoy las familias de niños con problemitas celebran tan hermosa decisión.

Pero bueno, eso ya pasó y la propuesta del desabotonado síndico Pável Hernández, quien nos hizo huir a nuestro “Sol” Luis Miguel con sus dotes “Albertano style”, quien resultó ser buen “rentero” de edificios patrimonio para poner cafecitos, fue aprobada mientras él ni la mirada levantaba y casi se escondía detrás de los papelitos que le dieron para la sesión aplicando el “calladito me veo me más bonito”, mientras la regidora doña Dolores, no la Diva del Río, sino la de al lado del río (porque vive ahí cerca de Las Cachinches) daba la cara por él y se deshacía en llanto y dolor por el sufrimiento y penar que vivió, con todo respeto, al lado de  su madrecita enferma que necesitaba de un Fox Teletón para mejorar. Eso solo lo hacen los amigos desinteresados y sin malicia ¡caray!.

Pero bueno, dejemos a la primera actriz del drama y el dolor (contrataciones para funerales y momentos tristes directamente en su oficina), por lo que vamos ahora a los detalles de la construcción de este maravilloso centro:

El CRISMA es un centro de rehabilitación infantil que don Vicente Fox y doña Marta Sahagún le pidieron hacer al despacho Legorreta + Legorreta, esos que han construido hoteles para Camino Real, edificios para Telmex, Televisa y hasta lugares como el Museo del Papalote.

El lugar sería un segundo CRIT para Guanajuato donde realizarán una primera inversión de  40 millones de pesos que esperan quede listo en el 2022. El Crisma contará con áreas de rehabilitación física, sala de Hidroterapia, zona de rehabilitación pediátrica, auditorio, aulas de enseñanza, de valoración médica, una sala de cómputo, aulas, zona de valoración médica y la zona de Escuela para Padres, mismas que apoyarán con todos los eventos de su Fashion Days y los campeonatos de golf que traen a gente “de bien” para que jueguen al lado de la atracción principal del evento que se la pasa  paseando por los campos: Don Chente Fox.

Chente y Martita serán los “Teletoneros” de Guanajuato para curar a esos niños y adultos que tanto usan y presumen en sus discursos. ¡Gracias Ángel Místico de la Verdad Absoluta por permitir que esa gente tan noble volteara su mirada a esta tierra bendita a la que le devolverán  un poquito de lo que les dio y les sigue dando tanto y tanto y tanto y tanto y tanto y tanto y tanto…. y tanto.

Y aquí va de nuevo…

Pablo Rodriguez

Pues sí, aquí va otra vez: don Pablo Rodríguez,  el buen amigo de nuestro desabotonado síndico, Pável Hernández, esos que juntos han gozado y disfrutado de lugares tan agradables como Cuba y el brincoteo romántico de las mantarrayas en Los Cabos a donde se hacen acompañar de jovenzuelas alegres y lindas (que si son sus hijas qué bonitas son, con todo respeto).

Estos amigos que comparten aventuras, son ataviados en coquetonas camisas color palo de rosa, barba de 3 días y un toque especial de esos lentes azules que seguro el reguetonero Pitbull le envidiaría.

Resulta que don Pablito, no el que clavó un clavito sino el del Obraje, tiene a los vecinos otra vez molestos: primero porque les dio un terreno para hacer un Centro cultural que ni han empezado; luego porque dicen los engañó y se quiso quedar con el terreno que es calle desde hace 40 años y que en complicidad con algunos de sus amigos de Presi, que se hicieron “los que no vieron nada”,  les quiso quitar otros dos metros a la escalera que tienen parada la obra desde hace más de un mes porque dicen que Pablo está  “encaprichado” y los de Presi están esperando que les de luz verde para seguir los trabajos porque “parece que él es el que les manda”, dicen los vecinos, no yo.

La gente se dio cuenta que los de Presi no mueven un dedo hasta que él no diga, que el centro cultural que está haciendo es a su gusto, porque quiere un lugarcito donde vayan pero no hagan ruido… Aseguran que tanto le obedecen que cuando le presentaron el plano del Centro Cultural con una modificación, los amenazó con quitarles otra partecilla del terreno si no lo volvían a hacer como él les ordenó… así se maneja el de los lentes azules.

Don Pablito, que también vendió el edificio al Grupo Posadas para el Live Aqua, la semana pasada sus empleados recibieron la visita de inspectores de Profepa para decirle que su propuesta de estacionamiento (que sigue detenido en su construcción por orden de un juez) dañó severamente un cerro y su vegetación.

A Pablito le llueve sobre mojado y a su lista de reclamos se suma la del daño al petril de la presa que los antepasados construyeron en el año de 1730, que dicen mandó abrirle poquito más para que desfogara más rápido el agüita y no se desbordara como aquella vez de 1998, que cayó tanta agua que todo lo que tenía a su paso lo arrastró, incluyendo mercados, casas y construcciones como el hotel ese que tiene al lado y que acaba de vender a los Posada.

Pável Hernández de sombrero blanco y Pablo Rodríguez, de cachucha.

El amigo del desabotonado Sindico, dicen los vecinos, les anda tocando la puerta para intentar convencerlos de que todo lo que él hace lo hace bien bonito. Dicen que luego de que los “engañó” quitándoles la donación, haciendo más chiquita su calle, parando la obra, dejando su material en la calle en completa impunidad, cambiando el proyecto prometido por un silencioso centro cultural y buscándolos en su casa para gritarles y ofenderlos, ya no le harán más caso.

Por eso pidieron ayuda fuera de San Miguel para decirles que aquí nadie los escucha y que al contrario, se van de viaje con él (ver la foto de al lado) y hasta se ponen de su lado para hacer daño a la zona y violentar su forma de vida. Autoridades federales ya tienen carpetas y dicen que hasta un funcionario federal les estaría echando la mano (¡Ándeleeeeeee!).

Mientras tanto el daño a la pared de la presa, las obras de las escaleras detenidas por “caprichos”, material para construcción sobre la avenida sin que nadie les diga nada; los planes para levantar  un desarrollo en la zona verde y la construcción de un estacionamiento en un cerro, son sólo algunas de las cosas que le ayudaron a Pablo Rodríguez, el amigo de Pável, a ponerse en la mira, porque desde el 7 de octubre del 2016 (día quesque donó el terreno) cada día le surge una nueva raya a ese viajero tigre de los lentes azules. 

* ¡ES UN NIÑO!

Aprovecho pues la despedida para también felicitar a los nuevos papás. Y es que las invitadas al magno evento social subieron fotos de lo bien que se la pasaron en el baby shower de Emilia Vega, quien próximamente tendrá un niño (porque los recuerditos son de color azul) y ella se encuentra muy feliz.

Las esposas de los Godi funcionarios, alguna que otra Godínez y voluntarias, fueron las encargadas de llevar los pasteles de pañales, los pines para las invitadas, las charolas con postres, los dulces y canapés para compartir entre amigas mientras tomaban el té y las fotos del recuerdo.

La pancita de Emilia  deja ver que el primer hijo del alcalde Ricardo Villarreal está por nacer, así que felicidades a ambos, felicidades por esa bendición. Aquí les dejo algunos recuerdos que subió una de las invitadas a su Feis.

Con esa me despido esperando que no me bajen de mi nicho durante la semana, pero siempre esperando leernos la próxima semana… ¡Feliz inicio de semana  para todos!

 

Written by amsanmiguel