Redacción

newssanmiguel@gmail.com

 

Cuando era un niño, Martín Guevara Urbina se fue a Estados Unidos con su familia; dejaron su tierra porque se fueron en búsqueda del “sueño americano”.

Sanmiguelense de nacimiento pero con una cultura “gringa”, Martín Guevara creció lejos de las tradiciones de su pueblo pero con muchos mexicanos que no lo dejaron que se le olvidara. Desde que terminó su universidad decidió que la cultura chicana y latina sería su especialidad y hoy da conferencias, escribe libros, artículos científicos y es un maestro en el tema de los migrantes que van a dejar su vida a los Estados Unidos sólo por trabajar y apoyar a su familia.

Aquí su historia:

Durante años fue indocumentado junto con sus 3 hermanos y sus padres y con la reforma migratoria que lanzó el Presidente Ronald Reagan lograron conseguir su ciudadanía estadounidense.

Desde entonces su estancia fue legal y trabajando en la pizca, la construcción y restaurantes juntó dinero para pagar su escuela y convertirse en lo que hoy es: un académico e investigador de la experiencia latina en los Estados Unidos.

Sociólogo y criminólogo de carrera, el guanajuatense asegura que desde su llegada a Estados Unidos ha podido analizar el trato que se brinda a quienes llegan a ese país a trabajar para mejorar su vida y que de pronto vieron aun cambio en su vida con la llegada de Donald Trump a la presidencia. Los temas de odios crecieron y el miedo también.

Asegura que mucho del temor de los estadounidenses sobre los latinos es que “tienen miedo”, un miedo a crecer y a involucrarse en temas que antes no tenían derecho, porque hoy los latinos son líderes de opinión, gobernantes, encabezan corporativos y son dueños de empresas que dan la vuelta al mundo.

“Cada vez las historias de éxito de los paisanos y la clase latina son más”.

Al sanmiguelense no se le olvida la tierra y ha vuelto una y otra vez a pisar las calles que ahora están llenas de esa gente que sale huyendo de Estados Unidos. Ver el fenómeno lo llevó a escribir más de 60 artículos científicos de la vida de los latinos y del trato que reciben de los estadounidenses, donde para ellos hasta la ley se aplica de manera diferentes.

Su último libro titulado: Ethnicity and Criminal Justice in the Era of mass incarceration: A Critical reader on the latino experience (Etnias y justicia penal en la Era del encarcelamiento masivo: una lectura crítica sobre la experiencia latina) lo realizó en coautoría con la mexicana Sofía Álvarez, y en él describen que la aplicación de la justicia cambia según el tono de  piel y costumbres de quien es juzgado… las leyes allá no son parejas.

“Si ya estamos en esta tierra y aquí tenemos nuestra vida, debemos estar informados, empoderar a los latinos sobre sus derechos, el trato que se les da a la hora de enfrentar a la justicia… Es enseñarlos a defenderse en un mundo que los rechaza por su nacionalidad, color y raza”.

Poco a poco a los latinos dejan el sitio que ellos impusieron, el de ser quien haga el trabajo rudo, porque ahora los latinos son quienes dan órdenes, gobiernan las ciudades más importantes y dirigen grandes emporios.

Written by amsanmiguel