Redacción

Con info de Ana Gaby Hdez.

Diablillo, Barón y Malagueña, son tres caballos que esta semana los «hombres malos» sacaron de sus establos del Rancho 3 Señores para llevarlos directamente a su muerte.

Después de encerrar los perros que los vigilaban, los hombres tomaron a Diablillo, Barón, Malagueña y Happy Trails de su rienda y ellos lo siguieron, sin saber que querían hacer con ellos.

Los cuatro caballos caminaron a su lado hasta las vías del tren donde los amarraron para que esperaran El Paso del tren para lanzarlos contra la pesada máquina que les arrancó de inmediato la vida… solo Happy Trails logró salvarse.

La tristeza para Mauricio Magaña no puede dimensionarse porque él los vio crecer, los alimentó y eran parte de la familia del rancho.

Todo ocurrió la mañana de este viernes 8 de noviembre, cuando «Unos cobardes», como los describe allanaron su lugar, rompieron la cerca, sacaron 4 caballos y de los cuatro fueron impactados por la pesada máquina Diablillo, Barón y Malagueña, su yegua azteca.

Junto a las vías quedó Happy Trails, pudo zafarse del lazo con que los amarraron para con su instinto, ponerse a salvo.

Mauricio no cabe de la tristeza y el enojo.

«Yo no tengo problemas con absolutamente nadie, tengo una vida de tratar de hacer las cosas bien, apoyar a la sociedad, siempre involucrado en el rescate de animales y participando en las asociaciones civiles y bueno, dedicándome a lo mío de forma honesta y responsable siempre.

«Tenemos 23 años con el negocio de caballos, son recorridos turísticos los que ofrecemos, mucha gente nos conoce, saben que estos caballos eran de valor sentimental no de un valor económico», dice Mauricio.

Dice no descartar que sea algo personal y que las personas que provocaron el accidente donde murieron sus caballos, no son capaces de enfrentar personalmente sus problemas y «se desquitan con los más indefensos»; él espera se haga justicia.

Diablillo, nació colorado y con el tiempo fue cambiando a blanco, por eso el nombre, tenía orejas como en forma de cuernito y rojo (colorado), «Era un diablillo»

Barón, era de los más queridos en los tours a caballo, por su nobleza y paciencia con los niños,  era hermano de «Diablillo«.

Malagueña, una yegua hermosa, de los caballos más grandes. Era una hija de Diablillo, al igual que él, ella también era raza azteca. También muy noble.

Happy Trails, que su nombre como la canción de Dale Evans y Roy Rogers, afortunadamente él se salvó.

Por Los tres caballos no pudo hacer nada, los encontró ya sin vida impactados en las Vías del Tren.

De los 16 caballos que se tenían, ahora ya solo son 13, De esta empresa pionera en San Miguel de Allende en dar tours a caballo y hacer este tipo de actividad turística, la primera empresa desde 1996, fue cuando iniciaron labores.

La Fiscalía de Guanajuato realiza las investigaciones correspondientes para dar con los responsables.

Mauricio espera que se esclarezca la situación y que las personas que sacaron de su corral a sus caballos estén encerrados en la cárcel porque para él sus caballos Barón, Diablillo y Malagueña, que ya están en paz, al igual que el resto de la manada, tenían un gran valor sentimental.

Como mensaje final, advierte a la gente a que tenga mucho cuidado, porque San Miguel de Allende ya no es el mismo de antes…

Written by news sanmiguel