Redacción

newssanmiguel@gmail.com

 

La familia Perales Jaime la volvió a hacer y este año, durante el Desfile de Los Locos, repartieron agua a quienes participaban en el convite y al público.

«Las aguas de los locos» siempre están en el mismo lugar.

Desde hace 15 años, siempre en la misma esquina regalan agua a los locos para refrescar su recorrido, una tradición que se ha vuelto costumbre por generaciones y que comenzó en el año de 1993 con don Ruperto Perales y que al fallecer fue Rogelio Perales quien continuó con ella. Refrescar a los acalorados locos es el objetivo.

Fernando Perales asegura que anteriormente daban agua de sabores y ahora decidieron llevar 2 mil botellitas de agua para repartirlas y llevarlas en el camino que  fue largo y con un sol intenso.

Desde entonces no han soltado la traición y ahí están, como cada año en el mismo lugar: en la esquina de Hernández Macías con calle Insurgentes.

Written by amsanmiguel