Redacción

newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE.- El lirio acuático sobre la Presa Allende no deja de crecer y sí de multiplicarse.

Tras las visitas de inspección a descargas de aguas residuales realizadas por personal de Comisión Nacional del Agua (Conagua) se detectaron irregularidades que comprobaron que al vaso de captación, sí se descargan varias aguas residuales tipo público-urbanas.

Como sabemos, el lirio acuático se alimenta de aguas contaminadas, por lo que su crecimiento se fortalece con aguas pluviales (de esas que llevan popochas y otros fluidos).

Las autoridades municipales tienen detectados al menos 30 fraccionamientos que fueron aprobados durante las últimas administraciones y donde sólo uno de ellos, cuenta con una planta de tratamiento.

Los fraccionamientos detectados alrededor de la Presa son:

Los fraccionamientos alrededor de la Presa Allende.

De estos, determinaron que sólo Otomí cuenta con una planta de tratamiento, los demás se está investigando a dónde envían sus aguas residuales.

A través de un boletín, Vicente Zepeda López señaló que se promoverá la erradicación de las descargas clandestinas, así como el correcto saneamiento de las aguas residuales que se vierten en el embalse. Lo anterior, mediante el impulso de acciones que favorezcan una solución de fondo, dado que, de no atenderse la problemática de esta manera, se mantendrán las condiciones que favorecen el crecimiento del lirio acuático y las actividades de extracción de esta maleza, serán insuficientes, orientados al control de lirio acuático, con actividades a mediano y largo plazos.

Así, se podrían erradicar los efectos nocivos asociados a esta maleza, como son el incremento de la tasa de evapotranspiración, la obstaculización de la pesca y el desarrollo de actividades recreativas, así como la afectación al funcionamiento hidráulico de la presa.

Written by news sanmiguel