Redacción

newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE.- El Doctor Diego Job Cruz Rodríguez perdió la batalla contra el virus que se está llevando a quienes más queremos.

Peleó con todo lo que pudo, su corazón y sus pulmones se negaban a detenerse. Con las fuerzas que le quedaban se aferraba a seguir respirando, a no detener ese paso donde la maravillosa máquina del cuerpo necesita oxígeno para llevarlo a su cerebro y su sangre.

Peleó por semanas, su esposa Nancy y sus hijos seguramente los traía en la mente, mientras se aferraba a seguir jalando el aire que hoy es tan valioso en el mundo. Respirar para él se volvió complicado, cada vez más, cada vez más… hasta que se quedó sin fuerza.

El doctor Diego Job trabajaba en el Seguro Social, pero luego lo veías en los consultorios de farmacias atendiendo a la gente que necesitaba aliviar su mal.

Después agarraba su tiempo libre para irse a las comunidades a atender a la gente de bajos recursos que no tenía ni para el pasaje que la llevara » a la ciudad» a ver al Doctor.

Si Mahoma no iba a la montaña, la montaña, en este caso el Doctor Diego, era quien iba a ayudarles.

Cientos de corazones hoy están rotos, él fue de los que en silencio, sin fotos, sin lentes hizo el bien, porque de eso se trataba su profesión, para eso estudió, les decía a sus amigos.

El Doctor merece el reconocimiento que hoy sus amigos y conocidos le dan para despedirlo, era amigo de verdad, un papá amoroso, un buen esposo.

Diego Job Cruz Rodríguez empezó desde abajo, pero siempre fue un sanmiguelense que nunca se quedó quieto.

Fue alumno de la Fuego Nuevo, era bailarín folclórico, cantaba en las misas y tras terminar la prepa, como muchos sanmiguelenses se fue de la ciudad a estudiar fuera y cayó en Michoacán, donde volvió siendo «El señor Doctor», el que una vez que caías como su paciente, no te soltaba hasta que te sentías bien.

Un profesional más de la salud que siempre luchó porque a sus pacientes no les doliera su cuerpo, ya no le duele nada, su cuerpo y su corazón se durmieron para siempre luego de emprender una batalla dura contra un virus que lo golpeó hasta que no pudo más.

Hoy sus amigos adolecen por su partida, no hay dolor más grande que sientan al saber que se fue…

  • Que en PAZ DESCANSE EL DOCTOR DIEGO JOB CRUZ RODRÍGUEZ.
  • ¡Qué privilegiado es el cielo al recibirlo!
  • ¡Buen viaje doctor!
Written by news sanmiguel