Redacción

newssanmiguel@gmail.com

CDMX.- Michelle Arellano es una niña originaria de Chiapas. Apenas cumplirá 10 años y ya domina el inglés, francés, alemán e italiano.

Ella tiene un coeficiente intelectual (IQ) de 158, más alto que el de Zuckerberg y solo dos puntos por debajo de Albert Einstein y Hawking.

Esta pequeña, cuando tenía apenas año y medio aprendió la lengua de Shakespeare (inglés) y está a punto de ingresar a la Universidad de Massachusetts para estudiar Medicina, profesión a la que se dedican sus padres, Karina y José.

También tiene una oferta del Tecnológico de Monterrey y están pensando a dónde irá a estudiar.

La pequeña y su familia viven en Tuxtla Gutiérrez y ellos saben que en México existen más de un millón de niños con altas capacidades. Sin embargo, hay pocas escuelas públicas para menores que tengan estas características.

Con decirte que sus maestros le hacían bullying y le decían que «no era inteligente» porque no entendían que ella ya los había superado casi al nacer.

Michelle se visualiza trabajando en un hospital y colaborando en un proyecto de investigación para buscar la cura contra el cáncer y el autismo.

Written by news sanmiguel