Redacción

newssanmiguel@gmail.com

LEÓN.- Luis David recibió este martes una sentencia por 25 años de prisión luego de asesinar a su papá al que nunca le perdonó haberse separado de su mamá.

Según relata la Fiscalía de Guanajuato, Luis David, de 45 años, tenía mucho tiempo de no ver a su padre, quien vivía con su hermano en una casa de la colonia Medina.

Fue el pasado 31 de diciembre, a eso de las 11:30 de la noche, apenas media hora antes de la llegada del Nuevo Año 2022, que Luis David llamó por teléfono a su hermano, a quien tenía tiempo de no ver y le dijo que si podía recibirlo, que iba para su casa que quería saludarlo a él y a su papá.

Diez minutos más tarde llegó Luis David a la casa, lo saludó y le preguntó dónde estaba su papá. Le dijo que estaba en su recámara y lo dejó pasar. Él se quedó fuera.

Pasaron entonces 5 minutos cuando comenzaron los gritos y el escándalo dentro del cuarto del papá.

El escándalo era porque Luis David arrojó un acelerante a su papá y luego incendio cerillos y un encendedor eléctrico para prenderle fuego a la víctima mientras lo apuñalaba con un picahielo.

Al escuchar los gritos del lesionado, el hermano corre al cuarto y al abrir la puerta sale Luis David salió casi corriendo; no dio tiempo de nada y salió huyendo.

Al voltear a la habitación ve a su papá en el suelo, hincado, con fuego en la espalda y cabeza.

Se arroja sobre él para apagar el fuego y mientras lo hacía, se percató de que además tenía otras lesiones en su cuerpo.

Veinte minutos más tarde llegan las unidades de emergencia quienes lo trasladas a un hospital particular y enteran a las autoridades ministeriales de lo que ocurría, pues llegó el paciente de 70 años de edad, con traumatismo craneoencefálico con lesiones de arma blanca en el tórax y abdomen, así como quemaduras de segundo y tercer grado.

Mientras lo atendían, don Luis, como se llamaba el hombre, falleció.

Así comenzaron las investigaciones y señalaron a Luis David como el presunto responsable y analizaron la escena del crimen el que hallaron:

  • El mango de madera con destapador conocido como picahielo
  • unas tijeras en color negro con ausencia del mango,
  • Manchas rojas con 2 impresiones de calzado
  • una caja de cerillo
  • un encendedor eléctrico
  • dos botellas con líquido en su interior
  • Una botella vacía, entre otros.
  • En el análisis confirmó que Luis David fue el responsable.

Fue 3 días después, que al sistema de emergencias llegó el llamado de un reporte de violencia familiar donde una mujer decía que su esposo la estaba agrediendo y que estaba fuera de control.

Ahí detuvieron a Luis David, a quien le hallaron cristal y estaba muy alterado. Fue al revisar su nombre en los separos que se dieron cuenta de que era a quien buscaban por la muerte de su padre.

Así fue como lo llevaron a juicio de procedimiento abreviado quien aceptó su culpabilidad y fue sentenciado a 25 años en la cárcel, al ser hallado culpable en el delito de homicidio en razón de parentesco.

El no poder superar y perdonar a su papá que se haya separado de su madre hace 4 años lo hizo tomar la decisión de arrebatarle la vida.

Todo ocurrió en León, en la noche del Año Nuevo.

Written by news sanmiguel