Redacción

newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE.- Un lunes de hace un año, en el bulevar Conspiración dos contingentes luctuosos se encontraron. Ambos llevaban el mismo camino: los cementerios de San Miguel de Allende.

En un contigente llevaban a Xime, una joven estudiante de secundaria que el domingo antes (7 de julio del 2019), había ido con su familia a comer tacos a un puesto de tacos. Su familia enojada llegó con su féretro hasta el edificio de la Fiscalía para pedir justicia por su vida, por una vida que nada tenía que ver con las balas que lanzaron contra el hombre que al mismo tiempo que ella llegó también a cenar.

Del otro lado pasaban los «Vocho-amigos», los que acompañaron a Elena, la joven de 22 años aficionada a los Volkswagen tuneados y las reuniones con amigos. Estaba también en el puesto de tacos con su novio cuando llegaron las balas hasta el lugar donde ella estaba.

Un día después tuvieron que llevarlas a cuestas, rumbo a lo que sería su última morada, con la sorpresa de sus amigos y de su familia que apenas las veían comenzar su vida.

LA PEQUEÑA XIMENA. QEPD

Ese pasado 7 de julio del 2019 ellas coincidieron en el mismo sitio y al mismo tiempo con Everardo, un joven al que las autoridades señalaron que tenía al menos 4 averiguaciones previas iniciadas en los años 2013, 2015 y 2018 por diversos delitos y que se les daba seguimiento en la Fiscalía General del Estado.

Esa noche, en ese lugar, los atacantes lanzaron cerca de 30 detonaciones, y esas  balas que eran para Everardo alcanzaron no sólo al joven con múltiples averiguaciones abiertas por diversos delitos, sino también a Xime, la estudiante de Secundaria y a la joven Elena que acababa de salir de un funeral.

La mamá de Xime, la maestra Magda, recibió otro impacto en su mano; a Dani, su hermana, le dieron en las piernas y a su amigo Francisco le lastimaron un brazo.

Elena quiso correr detrás de la camioneta blanca que traía Everardo, pero el tiempo y la distancia no le alcanzaron para evitar que un balazo cayera muy cerca de su corazón. Ya no se pudo levantar.

«Yo sólo quería pedir justicia por mi niña, la niña que me arrebataron a la fuerza por la inseguridad y estas mujeres se burlaron de nosotros», dijo.

Mañana cumplen un año de fallecidas y la familia de Xime convoca a sus amigos y familiares para que mañana se unan en oración por su eterno descanso a través de una misa que se oficiará La Santa Misa este martes 7 de julio vía Facebook a las 12:00 del día desde la Catedral de Celaya y a las 8:00 de la noche en la página de la Parroquia de San Miguel de Arcángel.

https://www.facebook.com/ana.luz.9822/videos/10156133371041922/UzpfSTE1MzkzMDU2NTk2MjU4MTc6MjQ5NjExMzA5MDYxMTczMQ/

***************

Para recordar:

LA SONRIENTE ELENA, QEPD.

#MANIFESTACION.- Los compañeros y familiares de Ximena, la niña de 14 años que hace un rato sepultaron en el Panteón de Jardines, llegaron al edificio administrativo para pedir justicia. A Ximena la mataron las balas que no eran para ella. Ximena fue una víctima de la violencia.

Posted by News San Miguel on Monday, July 8, 2019

¡BASTA YA…! (VIDEO)

Written by news sanmiguel