Redacción

newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE.- «Juanito» es el nombre de un pequeñito de 3 años de edad donde sus papás, ambos de San Miguel de Allende, tienen 2 años en conflicto peleando por su custodia.

Los pleitos entre ellos han de ido de más a menos y su papá, está aferrado a quitárselo a su mamá en «venganza» porque lo demandó por violencia contra la mamá y el pequeñito, además de intento de homicidio.

Desde entonces ha buscado toda clase «pretextos» para quitárselo, aún cuando es un hombre no tiene un empleo fijo y solo lo hace «por joder», dice Mary, su mamá.

El caso de su familia «rota» está ya ante los Juzgados de Oralidad Familiar en San Miguel de Allende, donde hay cientos de casos «atorados» por la lentitud en la que va resolviendo la única Juez que tienen de nombre Martina Guevara Ramos.

«Han sido años esperando que LA ÚNICA JUEZ resuelva mi caso, que protejan a mi niño y a mí de quien nos ha demostrado que es una persona violenta y no sana.

«Ahora vivo cuidándolo en exceso para evitar que un día se lo quiera llevar y me deje sin él. Lo ha intentado otras veces ¿por qué no lo haría de nuevo?'».

Mary junto con su abogado han estudiado el caso y lo más importante es PROTEGER A LOS NIÑOS, sin embargo la Jueza que el Gobierno de Guanajuato designó para «salvaguardar las familias» es quien quiere obligar a Mary a llevar al pequeñito de 3 años ante el juzgado, ante abogados y sicólogos porque quiere que lo siente en una mesa de un juzgado para preguntarle ¿cómo se siente con su mamá?».

«¡Esta jueza (Martina Guevara Ramos) ha perdido el juicio! ¿cómo cree que expondremos a un niño a esos temas? Lo que ha demostrado es una total incapacidad para resolver, ha demostrado que la defensa de la familia NO es lo suyo.

Dijo que cuando le ha tocado ir, tiene la oficina llena de expedientes, «pero su misma gente dice que ni los LEE, que no los intenta ni analizar ¡Es una burócrata ejerciendo la burocracia con total impunidad y ejerciendo violencia contra mí y mi niño, por eso la denunciaremos por su mal actuar».

El de Mary no es el único caso, también está el de Rosa y de Mago, que la misma jueza Martina Guevara Ramos, tiene meses sin resolver sus asuntos por la falta de pensión por parte de los padres.

Y es que al juzgado de la Familia, el Gobierno del Estado envió a una juez que tiene varios procedimientos administrativos

Written by news sanmiguel