Redacción

newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE.- A las 7:00 de la noche, Erika dejó olvidado su teléfono en un taxi que tomó en el centro.

Su celular Samsung es su herramienta de trabajo por lo que era importante recuperarlo. De volada se puso a buscarlo:

PASO1: bloqueó su teléfono, para que quien lo haya recogido no pudiera apagarlo y así poder seguIR SU UBICACIÓN

PASO 2: reportarlo en las redes sociales para si alguien lo encontró, se lo pudiera devolver a cambio de una recompensa

PASO 3.- Rastrearlo

PASO 4.- ENCONTRARLO

Con toda la guía de rastreo del GPS, lograron saber que estaba en una calle del fraccionamiento Ignacio Ramírez, por lo que junto con sus conocidos se trasladaron para allá.

Así fue como llegaron a una casa de la avenida Constituyentes donde justamente estaba un taxi estacionado afuera con la terminación del número económico «02».

De la casa de ladrillos, con dos faroles afuera, de puerta de madera, herrería como de «arañas», un balcón del tamaño de la casa y luces de navidad colgando de la cornisa del segundo piso, salió un hombre que Erika identificó como el taxista que la trasladó a su destino.

Cuando le dijeron que el teléfono que dejó en su taxi marcaba que estaba dentro de su casa, el hombre les contestó que no era así: «Hay que seguirle buscando, joven».

EL hombre corrió a quien le pidió devolver el celular que el GPS marcaba dentro de su vivienda y Erika solo dijo:

«No cuesta nada ser honesto, le íbamos a dar una recompensa por mi error, pero no se me hizo justo. Es feo que no haya gente honesta, pero en fin, ´sólo quería contar lo que me pasó hace unas horas para que cuides tu teléfono al subir a un taxi, no te vaya a tocar como a mí».

Written by news sanmiguel