Ha dado inicio la onceava edición del Festival Internacional de Cine Judío en México, uno de los foros más importantes de expresión de la cultura judía a través del cine en nuestro país, misma que su proyección en San Miguel de Allende durará hasta el 15 de febrero de 2014.

 

“Conectando realidades” es la frase en torno a la que gira la temática del FICJM que en la presente edición contó con la participación del artista visual Noé Katz, quien realizó el arte de la imagen con el óleo titulado “Cada cabeza es un mundo”, explicó Isidoro Hamui, director de FICJM.

 

Uno de los filmes que será proyectado por primera vez en México, será “Aquí aprendí a amar” del director israelí Avi Angel, y que será proyectada esta tarde en el Teatro Santa Ana. De igual manera, a las 15:00 hrs, se presentará la cinta “El Imperio del Vodka”, documental a cargo de Daniel Edelstyn, quien relata su propio viaje en busca de las pistas de su antigua y perdida herencia judía ucraniana, a la par que pretende relanzar la alguna vez gloriosa destilería de vodka de su abuelo.

 

Para el día miércoles,  en punto de las 13:00 hrs. se proyecta la cinta “Cupcakes”, una comedia israelí dirigida por Eytan Fox donde cinco chicas viajan para representar a Israel en el concurso Eurovisión con una canción escrita por una pareja homosexual que resultan ser sus vecinos. Posterior e la proyección, el festival cierra telón con la película “El hijo del otro”, un profundo drama realizado por Lorraine Lévy, que nos entrega la historia de Joseph, un joven israelí que a punto de enrolarse en el ejército, descubre que no es hijo biológico de sus padres y de que fue intercambiado al nacer con Yacine, un niño de familia palestina. Ambas familias se verán obligadas a reconsiderar sus respectivas identidades, valores y convicciones.

 

 

 

Written by amsanmiguel