Skot Foreman

La experiencia de Skot Foreman como galerista se basa en la combinación de sus estudios formales en Finanzas junto a su posterior especialización en Artes Liberales. Tras darse cuenta que el sector bancario y el mundo corporativo no eran para él, se proyectó como distribuidor de arte abriendo a principio de los noventa galerías en Miami, Atlanta y en Nueva York. Instalado desde hace dos años en San Miguel de Allende, nos presenta en su espacio, ubicado en la Fábrica La Aurora, una exposición sobre el reconocido artista Marc Chagall.

 

“Visité la ciudad en numerosas ocasiones y quedé impresionado con la atmósfera artística que se respira aquí. Existe una sensibilidad que realmente envuelve a la cultura creativa. Pero también noté que no había un mercado que abordara nombres considerados cartas fuertes como Andy Warhol, Salvador Dalí, Jean Michel Basquiat o Marc Chagall, del cual tenemos una exposición ahora. Lo que me motivó en abrir una galería donde pudiera mostrarlos. Mi deseo al mismo tiempo es exponer a jóvenes latinoamericanos, artistas emergentes, yuxtapuestos a estos nombres consagrados, y fue así que inicié este proyecto y han sido dos años desde entonces donde creo que la gente lo está apreciando”, explica Skot Foreman al interior de su espacio siendo rodeado por la obra de Chagall.

 

El galerista considera que existe una auténtica sed e interés por parte de sus concurrentes, exaltando el tiempo que las personas se toman en detenerse a observar las obras y la gran aceptación y éxito que ha tenido esta muestra que lleva solamente un par de semanas. “Al traer a Chagall, imagino que es alguien de quien la gente ha leído en libros de arte, o de acercarse a su obra en Europa y en los Estados Unidos, pero probablemente de quien no han podido ver aquí en San Miguel, así que creo que existe el elemento del asombro, de ese momento especial de tener oportunidad de apreciar algo de un autor reconocido mundialmente”, añade.

 

Basado en la historia, la espiritualidad, la religión y el misticismo que se vive en México, Foreman se decantó por Marc Chagall, quien resultaba ser un artista profundamente impactado por culturas y religiones como el Kabbalah y el judaísmo místico. Además de sus intervenciones artísticas en la Ópera de París y el Lincoln Center en Nueva York, Skot Foreman fija un punto de correlación en los diversos vitrales realizados por Chagall para iglesias y sinagogas. “Pensé que había tantas iglesias aquí con toda esa historia que les envuelve desde épocas prehispánicas, la cultura mesoamericana, la riqueza indígena, que pensé sería realmente interesante el presentarlo al público y noté que no sólo los mexicanos responden a ello, sino también los europeos, los indígenas y los residentes norteamericanos, así que realmente puede alcanzar a una gran audiencia”.

 

Skot Foreman no tiene una fórmula para escoger sus exposiciones, es algo que fluye en él. Procura mostrar artistas que a su parecer han trascendido, bien sea Alexander Calder, Roberto Mata o Diego Rivera, pero al mismo tiempo, su intención es exponer otros nombres, otros artistas que acaso todavía no tengan voz reconocida, que no tengan aún esa plataforma para proyectarse. “Me interesa esa amalgama. Quiero presentar artistas jóvenes que bien tengan esa afinidad conmigo, así sea arte urbano, constructivismo latinoamericano o expresionismo figurativo, darles voz también a ellos pues son artistas igualmente importantes que otros que pudieran tener mayor marketing detrás”, comparte el distribuidor de arte.

 

 

MIENTRAS TANTO, FUERA DE ZONA MACO

 

Con el correr de los años, Skot Foreman ha realizado numerosas Ferias de Arte en los Estados Unidos, y ha observado el que ciudades como Miami han crecido con importantes exhibiciones como la semana del Art Basel, donde se congregan grandes marcas provenientes de Suiza, reuniendo a los principales distribuidores de arte del mundo. Pero también existen ferias paralelas, conocidas como ferias pop-up, con un concepto más allegado al happening. “Así que mi idea durante los días en que se lleva a cabo Zona Maco, es realizar algo alternativo en la Ciudad de México, debido a que una parte de nuestro mercado proviene de ahí, gente que viene a San Miguel por el fin de semana o que tiene segunda residencia aquí, por lo que deseo llegar a su vecindario e instalar esta exposición sin ese formato tan vertiginoso y alocado que en ocasiones te resultan las ferias de arte”.

 

Skot tiene un espacio en la Colonia Condesa, el cual resulta un escenario más íntimo y donde estará presentando, del cinco al nueve de febrero, la obra de dos artistas: Leonardo Díaz, que nació en la Ciudad de México pero reside en San Miguel de Allende, y a quien considera un prometedor artista urbano y contemporáneo, cuyo trabajo figurativo se encuentra muy ligado al grafiti y a la ilustración. Junto a él, exhibirá también algunas de las obras de Purvis Young, quien fuera también un artista autodidacta urbano con un lenguaje visual diferente. Young era originario de Miami y reconocido en los Estados Unidos y Europa e incluso personas de México que han viajado a Norteamérica le conocen. “Así que estaré presentando estos dos exponentes artísticos y ver donde sus fuerzas explotan” finaliza Foreman.

 

 

José Miguel Pazzi

Written by amsanmiguel