Redacción

newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE.- El centro ceremonial del Cerro de las Tres Cruces, ese que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) lo volvieron a abrir ahora para hacer otro proyecto.

Al Cerro de las Tres Cruces, su camino y su Centro Ceremonial que llegó a proteger la federación, lo vendieron desde hace años y en él los dejaron hacer lo que quisieron:

  • El Sistema de Agua Potable destruyó unas escalinatas prehispánicas para que «pudiera entrar» una excavadora y construir un tinacote justo frente al centro ceremonial
  • El Grupo Guiar de Guillermo Reyes Reyes, llegó a construir cerca de él más de 2 mil 500 mil nuevas viviendas
  • Construirán un nuevo centro comercial
  • Otro proyecto inmobiliario
  • Frente al crucero de Sapasma hasta una gasolinera colocarán y dicen que es de un regidor del Cabildo.
  • Detrás están midiendo, tal vez para un nuevo fraccionamiento más.

Más de 3 mil nuevas casas, gasolineras, centros comerciales y negocios permitieron las últimas administraciones llegar al lugar, sin embargo es el de Jardines de Allende, de la constructora Guiar de la cual Guillermo Reyes, es el propietario, el que más afectará.

Guillermo Reyes Reyes, director de Grupo Guiar. Detrás, la imagen de cómo se verá Jardines de Allende una vez que se concluya.

El centro ceremonial que llegó a protger el INAH, hoy vuelve a tener actividad y a través de un comunicado piden a los integrantes de la Comisión de Barrios Unidos que hagan público qué es lo que están haciendo para proteger el lugar.

Que les informen qué ha pasado con la denuncia que ngerpusieron ante la Fiscalía General de la República (FGR) por el daño al centro ceremonial.

En el lugar no se ve ni al personal del INAH protegiendo, ni a la Fiscalía federal ha informado de la denuncia y mientras tanto un particular ya invadió el camino de la peregrinación: el Callejón del Astillero.

ESTA ES LA CARTA:

Written by news sanmiguel