Redacción

Newssanmiguel@gmail.com

«El Pin Parental», una polémica iniciativa de reforma a la Ley de Educación, que se basa en la posibilidad de que a las niñas, niños y adolescentes se les quite el derecho a recibir conocimientos fundamentales para su desarrollo, es decir, que se les prohíba la educación sexual.

Una iniciativa que puede derivar en convertir a los menores en víctimas de abusos, en embarazos no deseados, en enfermedades de transmisión sexual, entre otras afectaciones a sus vidas.

Las entidades federativas que hasta ahora han presentado estas propuestas a su legislación local son: Aguascalientes, Querétaro, Nuevo León, Chihuahua, Baja California y Ciudad de México. En el caso de Nuevo León la iniciativa fue desechada. En Aguascalientes la reforma se aprobó en mayo de este año contemplando el supuesto “derecho preferencial de los padres”, que permite que las madres y padres nieguen a sus hijas e hijos el acceso a la educación integral en sexualidad, entre otros temas fundamentales para su desarrollo. 

Otro caso de propuestas contrarias a los derechos humanos es la iniciativa del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional en Guanajuato para integrar la “perspectiva de familia” en los planes y programas de la administración pública estatal. Dicha “perspectiva” se enfoca en una idea de familia tradicional y, de aprobarse, dejaría la puerta abierta a la discriminación, según un análisis del Colectivo Artículo Tercero, organización que surgió en oposición a la propuesta de «Pin Parental».

Según la información de la organización, las propuestas anteriores representan un retroceso en materia del derecho a una educación integral en sexualidad, la vulneración del derecho de la niñez y la adolescencia a la autonomía progresiva, así como la posibilidad de perpetuar un contexto para el aumento de los casos de embarazos no deseados, abuso sexual, violencia, discriminación e Infecciones de Transmisión Sexual en niñas, niños y adolescentes. 

Por lo anterior, organizaciones de la sociedad civil, activistas y personas defensoras de derechos humanos forman parte del colectivo “Artículo Tercero”, para defender los principios, derechos y criterios que contempla este artículo en la Constitución, tales como: garantizar el derecho a la educación con enfoque de derechos humanos e igualdad sustantiva, priorizar el interés superior de niñas, niños y adolescentes en la participación en los servicios educativos, establecer en planes y programas de estudio una perspectiva de género y la orientación integral que incluye la educación sexual y reproductiva.

Ellos hacen un llamado a las y los legisladores en los congresos locales:

1.     Desechar las iniciativas del “pin parental” o “derecho preferencial de los padres” presentadas en sus entidades privilegiando los derechos de las niñas, niños y adolescentes. 

2.     Legislar con base en lo que marca la Constitución y el Derecho Internacional de los Derechos Humanos. 

Es el artículo 3o constitucional donde se encuentra la definición de democracia en nuestra Constitución y para que esta sea un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo: todos los derechos para todas las niñas, niños y adolescentes en México. 

«El Pin Parental es básicamente el derecho que tienen los papás, a decir que educación reciben sus hijos, entonces, en los lados conservadores están pidiendo que se prohíba la educación sexual en los niños, y las juntas que previenen este tipo de información, violentan un derecho fundamental de niños y adolescentes, por una parte y por otra pues es – si de por si tenemos cifras elevadísimas de embarazos adolescentes y de terrible discriminación, por las identidades que cada quien toma, pues obviamente esto se acentúa quitando esta parte de información tan importante, sobre todo en la época de crecimiento y adolescencia, y ya hay estados que han tenido éxito», menciona Mariana Herrera, la coordinadora de comunicación del Colectivo Artículo Tercero.

Written by amsanmiguel