Redacción

newssanmiguel@gmail.com

 

 

Carta enviada por Susan Jones, a quien en redes sociales señalaron como quien dañaba a perros cercanos a su vivienda.

En días pasados publicamos una información en la que señalábamos el caso de una mujer de origen extranjero a quien identifican como Susan J., tenía varias averiguaciones judiciales hechas por quienes la señalaban de diversos actos.

Ante ello, haciendo uso de su derecho de réplica, nos comparte el siguiente escrito:

«Mi nombre es Susan Jones, tengo 72 años de edad y soy originaria de Houston Texas, resido desde hace 12años en San Miguel de Allende, Guanajuato.

El día de hoy vengo a ejercer mi derecho de réplica ante publicaciones que se han hecho sobre mi persona, esto con el fin de aclarar los datos difundidos sobre hechos que son falsos.

«Algunos medios de comunicación me han condenado, todo esto sin deparar la veracidad de los dichos o la intención de los acusadores.

«No se ha respetado mi derecho a la presunción de inocencia; solamente existen señalamientos mal intencionados de algunos usuarios de Facebook, algunos de ellos con perfiles falsos. Aún se desconoce de dónde salió ésta información falsa, y la intención que ésa persona tuvo para comenzar con este intento de linchamiento social.
«Desde hace tres semanas aproximadamente, he sido víctima de ciberbullying (el cual es un delito); se han hecho publicaciones en donde hacen señalamientos falsos sobre mi persona, dichas publicaciones han sido compartidas cientos de veces y a su vez en cada publicación se realizan comentarios de odio incitando a la violencia.
«He recibido de todo tipo de insultos electrónicos llenos de ofensas, atacándome por mi físico, mi edad, mi género y mi nacionalidad; tengo tres semanas siendo hostigada por usuarios de redes sociales, los cuales se han tomado el tiempo de llenar mi bandeja de mensajes de Facebook y correo electrónico con insultos, ofensas y amenazas de todo tipo, entre ellas amenazas de muerte; han utilizado fotografías mías sin mi autorización, las cuales de forma descontextualizada son expuestas para seguir dañando mi imagen y reputación.
«Hace apenas unas semanas, se realizó en San Miguel de Allende una marcha pacífica contra la violencia de género, pues sabemos que a la fecha hay muchas mujeres violentadas e incluso desaparecidas en el país; el día de hoy me encuentro vulnerable, pues ya se ha difundido la dirección de mi hogar, incluso, por si esto no bastara, han fotografiado mi domicilio con la única intención de alentar a alguien a que dañe mi residencia, o peor aún a que atente contra mi vida.

«Se me ha acusado injustamente de envenenar perros, lo cual es totalmente falso, pues no tengo el corazón para dañar a un ser vivo.

«El problema radica en que en reiteradas ocasiones fui atacada por varios perros, que en su conjunto conforman una jauría, los cuales me provocaron varias laceraciones en las piernas. Mis vecinos son dueños de algunos de estos perros, por lo tanto, decidí hacer de su conocimiento la situación, les solicité se hicieran responsables de los gastos médicos que se generaron por el ataque, y a su vez intenté llegar al diálogo para prevenir que alguien más fuera víctima y así poder evitar una desgracia; pues como es del conocimiento de muchos, una persona de la tercera edad, muy conocido en San Miguel de Allende por su aportación al deporte en la comunidad, perdió la vida de una manera terrible, a causa del ataque de una jauría de perros.

«Solicité a mis vecinos fueran responsables con sus mascotas, pedí los resguardaran dentro de sus domicilios para evitar futuras tragedias, como la antes mencionada. Dichas peticiones fueron ignoradas por mis vecinos. Desconozco si he sido la única persona atacada por estos perros, los cuales continúan vivos en los patios de mis vecinos.

«Sin ningún medio de prueba en mi contra, mis vecinos decidieron culparme de la supuesta muerte de sus mascotas, lo cual niego totalmente pues basta pasar por el frente de sus domicilios para observar múltiples perros en sus patios.

«Me apersoné, junto con mi traductora y mi abogado a las instalaciones de presidencia municipal,específicamente al área de Control Canino. Mi intención era saber si existía alguna prueba real, o algún dato que me indicara el proceder de dichos señalamientos. El encargado de la dependencia nos indicó que él no conocía como tal la causa de la supuesta muerte de los animales, que únicamente había un reporte de los vecinos acusándome; se les hizo la indicación que para acreditar la causa de muerte por envenenamiento debían presentar algún tipo de estudio realizado por un experto, a lo cual ningún vecino presentó nada, sólo acusaciones sin ningún fundamento.
«Estando en las instalaciones de Presidencia, en servicios públicos municipales y control canino, se me informa que existe una carpeta de investigación en mi contra, la cual no era de mi conocimiento; se me acusa de haber dañado unas lámparas del alumbrado público de 7 metros de altura con una resortera; tengo de 72 años, con artritis y desconozco como se puede usar una resortera, a decir verdad, no sabía de la existenciade ese juguete típico mexicano; es una acusación ridícula.
«La carpeta de investigación que procede en mi contra por supuestamente haber dañado dichas luminarias se encuentra en la Agencia Investigadora No. 1 del MP. y no en la Agencia Bilingüe, pues soy una persona extranjera que no domino ni entiendo el idioma español.
«Existe la molestia de muchos por el impacto que generaron en redes sociales las acusaciones falsas en mi contra. Sólo puedo decir que es falso de lo que se me acusa, al día de hoy no existe ninguna denuncia formal en mi contra por envenenamiento de perros, por el contrario, he decidido demandar a quien resulte responsable del daño moral que me ha provocado.
«Agradezco a News San Miguel, el poder dar mi versión como derecho de réplica, invitando a los demás medios de comunicación a ser responsables de lo que en sus páginas publican, pues el ciberbullying o Ciber-acoso ya es un delito en el Estado de Guanajuato, con una pena de hasta tres años de prisión que debe de ser denunciado y sancionado por la autoridad y reprimido por la sociedad civil.

«La pregunta es: ¿qué acciones toma control canino para desaparecer las jaurías de perros? 
«¿Por qué se hizo tan ridícula acusación en mi contra?

«De antemano le agradezco que permitiera un espacio dentro de su medio y reciba usted un cordial saludo.

Atentamente.
 
Susan Jones

Written by news sanmiguel