Redacción

newssanmiguel@gmail.com

 

En la colonia el Nigromante, en medio de terrenos baldíos, protegidos con apenas unos hay una vivienda donde su puertas y accesos a cocheras  tienen la prueba de que la Subprocuraduría de Investigación Especializada de la PGJE, tiene asegurada una vivienda.       

Esta Subprocuraduria es la especializada en investigación de secuestros y esa vivienda pertenece a Ramòn Guerra Valencia que vivió más de una década en San Miguel de Allende con un nombre falso y ocultando que en realidad se llama Raúl Escobar Poblete,  alias Comandante Emilio, un guerrillero chileno que está detenido en el Cereso Mil acusado de participar en el secuestro de una mujer extranjera en San Miguel de Allende.

Vecinos de la zona señalaron que constantemente veían pasar personas con acento «extraño», con rastras y que entraban frecuentemente a esa calle que en sus puertas tiene los sellos de la agencia antisecuestros bajo la averiguación previa 300030/17 de la agencia UECS.

La casa color naranja, que a través de sus paredes se puede ver un trozo de madera con el nombre de Pandora y un espacio con una banca y unas cobijas tiradas al lado de la puerta, fue asegurada por la agencia antisecuestros desde la semana pasada.

La casa estaba a la venta y un anuncio azul de la agencia inmobiliaria Hannah Real Estate cuelga de la puerta.

La vivienda se encuentra entre brechas y terrenos delimitados con alambres de púas.

 

Written by amsanmiguel