Redacción

newssanmiguel@gmail.com

 

En el fraccionamiento Residencial laVista, allá por la Salida a Dolores, en uno de los pequeños departamentos que se encuentran en lugar, 9 calcomanías de la Procuraduría General de Justicia, de la Unidad especial Antisecuestros, sellan la entrada de uno de ellos porque se dice, es otra de las casas de seguridad que Ramón Guerra Valencia tenía en San Miguel de Allende.

Los vecinos están temerosos y procuran no opinar, pero los reporteros de Tele13, la cadena de televisión chilena, lograron imágenes de una de las habitaciones en las que se ve un cuarto con palets de madera, donde formaron un pequeño espacio y en el que al parecer fue el lugar donde resguardaron a su víctima. Señalan en su documental de Tel13 que es ahí donde tenían a Nancy, la extranjera de origen francés que fue secuestrada el pasado mes de marzo en la colonia Guadalupe.

El pasado 30 de mayo, la Policía de San Miguel de Allende y de la PGJE lograron detener a Ramón Guerra Valencia, un hombre que por 10 años vivió en la ciudad y quien dijo ser vendedor de bienes raíces y comerciante. Ramón Guerra, al que también los sanmiguelenses conocieron como un hombre que le gustaba la fotografía,  fue reportado por un taxista al que le pidieron entregar un paquete en el hotel Nirvana cuando observó que una camioneta blanca lo perseguía. En ella iba Ramón Guerra y a quien supuestamente le contaron dos cartas que lo involucraban en el secuestro de Nancy. Ese mismo día fue llevado al Cereso Mil.

Días después la Interpol identifica al detenido como Raúl Escobar Poblete alias «Comandante Emilio», acusado de los delitos de terrorismo, homicidio, secuestro y varios asesinatos en la República de Chile así como de matar al Senador Jaime Guzmán, líder de la UDI y cercano colaborador de Augusto Pinochet.

Tanto el departamento de Residencial LaVista como otra casa en El Nigromante, pertenecen a Ramón Guerra y/o  al chileno Raúl Escobar «Comandante Emilio». El departamento al parecer está a nombre de su hijo al que identifican como Carlos.

El día de su detención, según las  declaraciones de los policías, Ramón Guerra y/o el «Comandante Emilio», realizó dos llamadas en las que indicó:

«No pude llevar el encargo, saquen todo lo que tenemos guardado en el cajón», «Dile a mi hijo Carlos que vaya con el del departamento porque me tiene la policía». Horas después la extranjera Nancy era puesta en libertad sin que los secuestradores pudieran cobrar el Millón de dólares que pedían a su familia por su rescate.

  • Patricia en Chile

Ramón y/o el Comandante Emilio está detenido, esperando la próxima audiencia en la que su abogado presentará pruebas para señalar una violación al debido proceso y si se demuestra, dejaría la cárcel mexicana para ser la Interpol quien lo lleve a Chile, donde se encuentra Patricia, la mujer que llegó con él hace más de 10 años a San Miguel y que ahora se sabe que su verdadero nombre es Marcela Mardones, alias «Jimena», una integrante de la guerrilla chilena acusada  en su país de ser quien entregó la logística, datos, lugares y movimientos del Senador que llevó a los integrantes de la guerrilla a asesinarlo.

Durante su estancia en San Miguel se Allende se dedicó promover la sanación y la promoción de la paz interior desde la Fundación René Mey y en la escuela donde iba su hija, ubicada en la zona de Los Charcos, en la salida a Dolores Hidalgo. Ella («Jimena») y Ramón («Comandante Emilio») eran padres muy activos en los eventos que se organizaban en la institución.

  • El Departamento

El departamento ubicado en una esquina de LaVista tiene la puerta abierta y los sellos fueron colocados en la reja de protección. Se puede ver el interior que tiene sólo una base de madera y un colchón nuevo que anima tiene una gran caja de cartón con un gran plástico de burbujas.

Ahí mismo está una mesa y una silla de madera y un pequeño mueble en el que se ve un papel higiénico, un rollo de servilletas de cocina, una caja de pastillas y la chapa de la puerta.

Al fondo se ve otra habitación que permite ver otra parte de una cama y un colchón nuevo.

AL lugar no se acerca nadie, pero todos vieron pasar a los ministeriales que llegaron a resguardar el lugar y en el que colocaron una bolsa de plástico para que no observaran más el interior. en el que están los palets, un material muy utilizado en la colonia que promueve la inmobiliaria Indret, como una cancha de futbol hecha de madera que se encuentra en medio del fraccionamiento.

***********

TE INTERESARÁ LEER:

 

Written by amsanmiguel