Redacción

Newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE. – Con el llamado “progreso de San Miguel”, el gobierno municipal y sus directores dieron permiso de tirar y derribar casas que cambiaron la “cara” de una ciudad colonial.

Permitieron abrir cocheras en un sitio histórico de la casa del Inquisidor; cambiaron el aspecto de un patio tradicional para convertirlo en restaurante y los corrales de principios de siglo hoy están convertidos en habitaciones de hotel.

Las casas de aquellos vecinos del ayer hoy están en manos de “fuereños” de esos que tanto critica el gobierno pero a los que les dan entrada para hacer en San Miguel de Allende lo que quieran, desde fiestas con más de mil invitados (como la fiesta de la rejonera en el Rosewood) o cambiar la fachada de una casa que nos convirtió en una ciudad patrimonio.

En la calle de Tenerías y en el Hyatt, el hotel nuevo que están construyendo en la calle Nemesio Diez, hay edificios de aspecto moderno, con diseños de ventanas y puertas que sólo se aprecian en ciudades avanzadas, muy reducidas estas e inclusive los colores «blancos» en sus fachadas, que combinados con el diseño, el resultado es un edificio moderno.

La casa moderna de Tenerías
Hotel Hyatt en Nemesio Diez

Written by amsanmiguel