Redacción

newssanmiguel@gmail.com

Foto: Google Maps

 

Ramón Guerra Valencia, el vecino de la colonia Los Arcos en el Atascadero, el mismo que vendía artesanías en locales de una plaza de la calle San Francisco y era el presidente de la mesa directiva donde estudiaba su hija allá por la salida a Dolores, está detenido al ser acusado por el delito de secuestro en contra de una mujer extranjera.

El hombre que gustaba del futbol, que llegó a San Miguel diciendo que era fotógrafo y que luego se dedicó a las bienes raíces, logró entrar en los grupos de amistad de mexicanos y extranjeros que le abrieron las puertas para compartir con ellos la tranquilidad de la vida sanmiguelense.

Al vecino Ramón, al que le gustaba ir a los bares y platicar con sus conocidos, hoy lo señalan por ser el presunto responsable de secuestros de alto impacto cometidos en la ciudad durante la última década.

De todas aquellas víctimas que fueron secuestradas entre los meses de marzo y junio, al menos una era la vecina de Ramón… vivía a 4 cuadras de su casa.

El Atascadero, una zona de grandes casas de casas de piedra y enormes jardines, se convirtió desde hace una década en la zona para vivir y convivir de Ramón Alberto Guerra Valencia, el hombre que hoy está en una prisión de máxima seguridad de Guanajuato, acusado del secuestro de una mujer extranjera que fue liberada.

La colonia de calles con pronunciadas, de grandes árboles y que alberga pequeños cafés y hoteles boutique,fue la zona donde Ramón, de quien dicen, también es el presunto responsable de los secuestros de alto impacto que ocurrieron en San Miguel de Allende durante los últimos 10 años.

Esa credencial de elector mexicana, que obtuvo con datos falsos, lo ubican en la calle Agua número 5 de la colonia Los Arcos donde vivía con su esposa de origen español y que varias mujeres de San Miguel conocieron porque ella y su hermana, fueron de las que iniciaron en la ciudad el famoso Telar de la Abundancia, una pirámide de dinero en el que miles de mujeres creyeron.

Su ex pareja sentimental, Marcela Mardones, que hoy está detenida en Chile y que en México la conocían como Patricia, vivía a 4 calles de Ramón. En esa casa amarilla que los vecinos dicen que apenas comenzaban a remodelar, vivía Marcela con su hija adolescente.

Pero después del 30 de mayo, los datos arrojaron que Ramón les mintió a todos.

Sin embargo, los datos internacionales revelaron que no era México su país de origen sino la República de Chile, y que el nombre de Ramón lo uso para vivir en México; su nombre real es el de Raúl Escobar Poblete, de origen chileno y acusado en su país de cometer actos de Terrorismo, robo, homicidio, secuestro y matar a balazos al Senador chileno, Jaime Jorge Guzmán Errázuriz, fundador del Partido Unión Demócrata Independiente (UDI) y un hombre muy cercano al dictador Augusto Pinochet.

El hombre de corta estatura, que tenía 58 años de edad no volverá a San Miguel, la Interpol está esperando su salida para llevarlo y ser juzgado en Chile por los delitos pendientes en su contra. Ramón se escondió por más de 2 décadas en diferentes países y los últimos 10, eligió a San Miguel de Allende para hacer amigos, acercarse a su vida, compartir un trago y conocer sus movimientos.

 

Written by amsanmiguel