Redacción

newssanmiguel@gmail.com

 

Un nuevo casino podría ser instalado en San Miguel de Allende; al parecer la anterior administración también avaló los permisos para su instalación. Este sería el segundo centro de apuestas que llegaría a la ciudad Patrimonio de la Humanidad, donde el gobernador Miguel Márquez promovió  la reforma de ley para prohibir la apertura de casinos y table-dance en el Estado.

El alcalde Ricardo Villarreal, dijo durante una declaración, que el nuevo centro de apuestas que busca instalarse en la Plaza Real del Conde pertenece a la empresa Petolof, S.A de C.V, que tiene su sede en Monterrey, Nuevo León y es representada por David Cantú Murillo, según está registrado ante  la Secretaría de Gobernación (Segob).

Petolof es socia de la empresa Urban Publicity, S.A. de C.V. dirigida por Sergio Jacinto Gil García y Sergio de Jesús Gil Valdez, que según Dirección General de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación (Segob), son operadores de los casinos Miravalle Palace, Red Casino (en Monterrey) y el Rivera Grand Casino en Quintana Roo.

En el 2011, Reporte Índigo publicó el caso en el que Red Casino, operado por la empresa que busca instalarse en San Miguel de Allende, estuvo involucrada en el llamado «Queso-Gate», cuando Jonás Larrazabal, hermano del entonces alcalde de Monterrey, Fernando Larrazabal, recibía dinero de un casinero a quien supuestamente le vendió quesos, lo que provocó el cierre del lugar que pretendieron abrir el pasado 15 de febrero y volvió a ser cerrado.

A seis meses de iniciar su gobierno, el alcalde Ricardo Villarreal hizo el anuncio de la segunda aparición de trámites hechos para aprobar la apertura de este segundo casino, mismo que también se lo adjudica a la  administración de Mauricio Trejo.

El primero de los casinos que denunció el alcalde Villarreal fue el JackPot, un centro operado por la Administradora Mexicana de Hipódromo, SA de C.V. La empresa tiene a su cargo lugares como el Yak, el Hipódromo de las Américas, Sports Book y los Royal Yak.

«Hace unos días tuvimos el conocimiento de parte de la Secretaría de Gobernación de la autorización de un nuevo casino para la Plaza Real del Conde y que pertenece a la empresa Petolof, de Monterrey. No tenemos expediente y hay una nuevamente una opinión favorable por parte del ex alcalde (Trejo) para el lugar».

Villarreal dijo que esperarán a que los propietarios se pongan en contacto con ellos y exhibían los permisos para entonces proceder con las acciones necesarias.

«Siempre he dicho que somos respetuosos de las leyes, pero hay anuencia y faltan algunos permisos, por lo que esperaremos que se nos muestren para entonces determinar lo que procede. Es una incongruencia de la administración pasada esto que está ocurriendo».

Indicó que por lo que sabe, son centros de juego y no casinos los que quieren ponerse en la ciudad.

«Pero somos respetuosos de la ley; el Congreso hizo una reforma para prohibirlos y no podemos autorizar nada que no esté en orden. Iremos siempre en contra de estos lugares», dijo.

 

 

 

 

 

 

Written by amsanmiguel