Redacción

newssanmiguel@gmail.com

 

El pasado 18 de mayo, un chofer de Uber de la ciudad de Guanajuato capital salió a trabajar como todos los días, pero pasaron las horas, llegó la noche y el conductor  no volvió.

Fue hasta el día siguiente que lo hallaron en un camino de terracería de la comunidad de La Cantera en Dolores Hidalgo pero sin coche, sin pertenencias, sin identificación y sin vida.

Los investigadores de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) comenzaron las indagatorias y fue así como descubrieron que por robarle su auto, dos hombres lo habían asesinado con un arma punzocortante.

Tras investigar su caso descubrieron su identidad y supieron que se llamaba Jairo, que era de Guanajuato y chofer de un taxi ejecutivo, que luego supieron que circulaba por las calles de Irapuato y que había sido abandonado en aquella ciudad.

Con los peritajes forenses, procesamiento de indicios, análisis, información y diversos elementos obtenidos durante la investigación conocieron la identidad de los inculpados que fueron identificados como Marco Iván y Juan Germán; así fueron como ocurrieron las cosas:

Los 2 hombres abordaron la unidad Jairo la noche del pasado 17 de mayo, le solicitaron el servicio y abordaron a su víctima en la ciudad de Guanajuato.

Posteriormente lo amagaron con un arma blanca y lo obligaron a dirigirse hasta un camino de terracería desolado que conduce a la comunidad la Cantera, en el municipio de Dolores Hidalgo; una vez allí lo bajaron de su vehículo y lo atacaron brutalmente con objeto corto contundente, provocando que perdiera la vida en el lugar a consecuencia de un traumatismo craneoencefálico.

Tras cometer el crimen, los dos hombres se llevaron el vehículo y pertenencias de la víctima dejando atrás su cuerpo inerte, condujeron hasta la ciudad de Irapuato donde intentaron vender el vehículo, al no lograr su cometido lo dejaron abandonado en aquella ciudad.

Con los datos periciales pudieron saber quiénes eran y así fue como se trasladaron a San Miguel de Allende, donde Marco Iván y Juan Germán, de 33 y 31 años, fueron detenidos y junto con ellos pudieron asegurar varios objetos propiedad de la víctima, lo cual será integrado en la investigación como datos de prueba.

En próximas horas los detenidos quedarán a disposición del Juzgado de Oralidad Penal, donde el Fiscal Especializado en la materia solicitará la vinculación a proceso penal por los delitos de homicidio y robo calificado.

Written by amsanmiguel