Por Miguel Arcángel

Columna: #TenemosQueHablar

Contacto con el Arcángel: newssanmiguel@gmail.com

 

¡Mis queridos y amados lectores, aquí estamos de nuevo! Se nos acabaron las vacaciones y para muchos mortales todo vuelve a la normalidad. Se nos fueron esos días llenos de tamales, pozole, ponche, atole, cafecito con «piquete», pavo, carne asada, romeritos y todos los dulces que nos dieron en las posadas, este día regresamos con una interminable lista de propósitos (que muchos volveré a poner hasta que los cumpla), entre ellos el bajar todos esos kilos que gané con tanta tragadera.

Gracias a mi tío Juancho por la chamarra, a mis ‘apás’ por esos días con la familia y a mi abuela por preparar siempre esos tamales rellenos de carnita de cerdo con chile rojo y los de sabor a piña que ella sabe, son mis favoritos.

Y mientras todos estábamos de fiesta en fiesta y de gorreada en gorreada, en el mundo de la política las cosas también tenían movimiento, sólo que con tanta celebrada pues pocos nos dimos cuenta de que los políticos y otros que no lo son, anduvieron muy activos levantando la mano para ver si los ven y toman en cuenta para este año, este año que ya empezó para ahora sí dar paso a lo que tantos de ellos esperaban: el proceso electoral, así que de eso y otros menesteres más es de lo que hoy #TenemosQueHablar:

*No hay plazo que no se cumpla….

Pues llegó el 2018, la fecha que muchos de los políticos (y otros que pretenden serlo) esperaban con ansia loca para tratar de conseguir ese lugar que les asegurará vivir del erario público un tiempo quesque «sirviendo a la sociedad» (discurso que ya nos sabemos).

Pues en la época decembrina supimos que los candidatos independientes a las alcaldías registraron su interés por participar en la contienda y donde 37 fueron los que continuaron en la carrera y en San Miguel de Allende, los integrantes de 👉SOMOS SMA  se decidieron por el sociólogo Mario Hernández, director del Charco del Ingenio, que de reunir las firmas el apoyo ciudadano, será el primer candidato sin colores para la ciudad en el proceso electoral que se realizará el próximo 1 de julio.

Durante este tiempo, los integrantes del grupo social colocaron sus mesas en varios lugares (aunque a veces convocaban y no llegaban) y también se fueron a las comunidades a pedir firmas, porque son 3 mil 460 las que deben reunir para lograr su registro y hacer que el nombre del independiente aparezca en la boleta. Los aspirantes tienen hasta el 6 de febrero para reunir el apoyo ciudadano.

Y mientras le entrábamos duro a las cenas navideñas y despedíamos el 2017 y brindábamos por la llegada del 2018, los priistas se sometían a exámenes para conocer qué tanto saben de su partido y su doctrina. Se sabe que fueron como 20 sanmiguelenses los que se aplicaron para ver si en el próximo proceso los toman en cuenta para participar.

Dicen los que saben que esto no garantiza que sean los «meros meros» que aparecerán en la boleta o puedan estar en algún cargo público, sino que es un trámite para que no lleguen tan «en blanco».

El proceso todavía no termina, así que seguros seguros no están.

Y justo los días que arrancaban las fiestas del Guadalupe-Reyes, el aspirante a la candidatura por la Presidencia de la República, Ricardo Anaya llegaba a León para reunirse con los panistas de todo el Estado y hablar de sus intenciones de ser quien los represente en el próximo proceso.

Y ya como representante del Frente por México (PRI-PRD y Movimiento Ciudadano) los panistas cargaban banderitas de los tres partidos, en una escena que quedó para la posteridad, donde los ultra derecha se mezclaban con los colores de la izquierda y del Movimiento Ciudadano con el que buscarán competir para hacerle frente al candidato del PRI, José Antonio Meade, de quien se dice en las altas esferas del tricolor, ni su esposa «haciendo compras en el súper» (foto que subió Joaquín López Dóriga a su Twitter) ni él viajando en aviones comerciales, logran levantar el vuelo.

Volvamos pues a lo nuestro. La visita de Ricardo Anaya provocó que los panistas se arremolinaran con el aspirante y no perdieran la oportunidad de tomarse la foto del recuerdo con el güerito, entre ellos Diego Sinhué, el panista que tiene la unción del gobernador Miguel Márquez para ser el candidato del PAN por la gubernatura de Guanajuato.

También estuvieron los hermanos Ricardo y Luis Alberto Villarreal y Juan Carlos Romero, el ex gobernador de Guanajuato que decidió unirse al equipo de campaña del «Güero» Anaya.

Con este inicio de año también comenzarán los movimientos y pronto darán a conocer los nombres de aquellos que serán los candidatos de los partidos para San Miguel de Allende, un tema que ya les estaremos contando.

  • Festivales y chefs nada contentos…

Fueron los chefs de México los que esta semana pasada nos dieron de qué hablar y no fue porque se enfrentaran cara a cara, sino a «tuitazos» para denunciar que los organizadores de un evento de chefs y comiditas llamado «SMA Food Festival», les había quedado mal mal porque no pagaron, que se están haciendo «ojo de hormiga» y no les han dado la cara a todos aquellos que participaron y quedaron de apoyar.

Y curiosito como soy me puse a indagar en quiénes eran las mentes maestras de ese festival y me di cuenta que entre ellos hay un jovenazo de cabellera larga y amante del yoga que mientras «namastea», saluda al oriente (Infonavit La luz, Valle del Maíz, Corral de Piedras) y centra sus chakras y practica la postura del perro invertido y la liberación de sus vientos, en el Twitter se unían chefs de todo México para reclamar y hacerle saber a los de Turismo de San Miguel de Allende y a los del Estado  que tuvieran cuidado con quiénes apoyaban para organizar eventos en la ciudad, porque en lugar de enaltecer el destino, los están dejando muy mal parados.

Y como dijo el descuartizado: ¡Vámonos por partes!.

El 30 de junio, 1 y 2 de julio se realizó la tercera edición de este festival llamado SMA FOOD FESTIVAL que dijo, convocó a 50 chefs de México y otros países para ser sus conocimientos culinarios a las mesas del Club Hípico Otomi.

Y hasta la inauguración llegaron el Secretario de Turismo del Estado, Fernando Olivera, desde donde apoyan el evento, así como chefs y organizadores que sonrientes y colorados cortaron el listón del evento.

Pues bien, por cada comidita preparada por los chefs invitados, los boletos salían entre $1,500 y hasta más de $2,000 pasillos que pagaron las señoras «entaconadas», con vestidos que las hacían sentirse Frida Khalo acompañadas de hombres de sombrero blanco paseando cual gacelas por la zona de Otomi para que todos vieran que la vida en provincia les sentaba bien.

Fue 6 meses después que esos chefs invitados, que pusieron su corazón y empeño en la cocina que se decidieron reclamar y con «tuitazos» decir que los organizadores NO LES PAGARON, que ni para los insumos de las comidas les dieron, que los viáticos prometidos no se los entregaron y de ahí vinieron otros reclamos más.

 Todo comenzó el 29 de diciembre, cuando desde su cuenta de Twitter, el reconocido chef Aquiles Chávez, publicó:

Después de ese tuit vinieron otros más entre ellos el del chef Eduardo Morali, uno de los chefs más reconocidos del país y ganador de Top Chef México, que fue de los primeros que lanzó el reclamo a los organizadores del evento en el que también comió y satisfizo sus instintos gastronómicos, el Secretario de Turismo, Fernando Olivera y uno que otro desabotonado miembro del municipio.

Después de ese se soltaron otros reclamos como: «Son unos miserables sinvergüenza», es «el peor festival de la historia», «¿En los bolsillos de quién quedó todo lo que no se les ha pagado a los Chefs? Todo mal, qué abuso» y otros muchos más y aquí te los dejamos para que cheques el historial:

    

Y pues bien, uno de los organizadores es nada menos y nada más que Ricardo Trejo, el hombre del yoga que va hasta el sitio de los hermanos tibetanos para meditar, dejar su mente en blanco, darle atención al cuerpo, la mente y la respiración apoyado con las posturas de la flor de Loto, del perro, el gato, la rana, el niño y hasta la que saluda al sol.

Ricardo Trejo, que como su apellido lo indica es pariente del ex alcalde Mauricio Trejo Pureco y también forma parte de la familia de un integrante del Consejo de Turismo de San Miguel de Allende (otro amante del yoga e integrante del sector Wellness), pues desde ahí apoyan la organización del evento que hoy los chefs de México les llaman «Miserables» porque NO LES PAGAN.

Un día después de estos tuitazos, los organizadores aprovecharon la red social para dejarles un recado de la misma forma, a tuitazos, por cierto la falta de «h» no es nuestra, así está su tuit, también nos la quedaron a deber:

@SMAfoodfestival: «Siempre a sido (sic) la intención del festival hacerse responsable de las situaciones pendientes y nos haremos responsables, pedimos una disculpa a los afectados y nos pondremos contacto para darle solución a la brevedad. Una sincera disculpa, estaremos trabajando en ello».

Confiemos pues que las energías y los astros se alineen para que los chefs que vinieron e hicieron demostraciones, reciban lo que les prometieron hace medio año.

Pues ya con esta me despido, no sin antes desearte un gran inicio de año 2018. Nos dejamos de ver un rato pero aquí estamos de regreso, esperando que como siempre nos mantengamos informados de todo lo que acontece en la ciudad, porque este año viene muy movidito.

Saludos pues a todos los del Poniente: Cabras, Ejido de Tirado, San Martincito de Terreros y también a los del Oriente: La Ignacio Ramírez,  Jardines, el Huizachal.  Saludos también a la Castaña de Mis Amores que llegó conmigo al final del 2017: Gracias a la mujer más bonita del planeta por aguantar a este loco de amor.

Me voy pues meditando, dándole atención al cuerpo y la mente para recibir el año con mente sana. Aquí me quedo en posición de gato volteando al Sol y «Namasté», que ando contagiado de esa energía que te da el cuerpo aunque a veces les quede debiendo…

Written by amsanmiguel