Por Miguel Arcángel

Columna: #TenemosQueHablar

Contacto con el Arcángel:  newssanmiguel@gmail.com

 

¡Felicidades a todos los del Valle del Maíz! me pongo de pie para hacer honor a ese barrio que puede reunir a miles de personas para celebrar juntos sus tradiciones y su fiesta. Esa fiesta que es del pueblo y para el pueblo, de pura gente que de corazón sale a las calles a celebrar a su cruz, sus velaciones, sus danzas  y bailes. Da gusto ver que no hay despensas ni playeras, ni promesas de políticos para reunirlos porque es pura fe e historia la que los reúne, además de una rica tacita de atole para compartir.

Gracias a todos los que permiten que no se nos olvide lo que somos, de dónde venimos y a dónde vamos. Que nos recuerdan que este es el San Miguel de Allende que llama la atención de los visitantes por lo que es. Aquí no hay promesas, no se hace para el turismo, es para la gente que vive y crece aquí. Aquí el barrio los respalda y de qué forma.

Y ya que andamos con las fiestas, ese tema es justamente de lo que hoy #TenemosQueHablar:

 

Éste sonriente Godi funcionario es Manuel Hernández, nuestro director de Fiscalización.

Para empezar, traigamos a la mesa el nombre de Manuel Hernández Murillo, director de Fiscalización de esta amada ciudad.

El nombre del sonriente Manolín Hernández viene a colación porque justo esta semana salió a la luz un tema que me hizo pensar que algo estaba pasando en esa dirección porque de buenas a primeras, toooooda la mesa directiva de la Asociación de Bodas y Eventos se fue y les dejó el changarro vacío.

Metiche como soy, me puse a platicar con mis Godi-Amigos y llegamos a la conclusión de que hubo un motivo voraz para que esto sucediera: Fiscalización se pasa por el «arco del triunfo» el reglamento recién aprobado por todos los integrantes del Ayuntamiento y donde Manolín (no el de Chilinski) se hace de la vista gorda con unos y con otros sí les aplica todo el peso de nuestra democrática Ley.

Vayámonos por partes. Según el reglamento propuesto por los integrantes de la Asociación de Bodas, y que nuestro Cabildo aprobó sin chistar, se dice lo siguiente (sólo pondré algunos de ellos):

Art. Noveno. – Se deberá cuidar que el evento no altere el orden público y la paz social.

Art. Décimo Primero. – Los eventos se sujetarán al horario y temporalidad autorizados, cuidando siempre que no se afecte la naturaleza, uso, valor turístico y estético de la plaza o espacio público.

Las autorizaciones deberán de sujetarse a los siguientes horarios máximos:

A)  En espacios públicos abiertos hasta 23:00 horas del día del evento.
B)  En lugares abiertos privados hasta las 01:00 horas del día siguiente del evento.
C)  En lugares cerrados públicos o privados hasta las 03:00 horas del día siguiente al evento, siempre y cuando el responsable de dicho espacio garantice que puede contener el ruido y no se extienda a predios vecinos, podrá autorizarse excepcionalmente hasta las 03:00 horas del día siguiente.

¿Hasta aquí vamos bien? Ok, regresemos entonces un poco el tiempo y volvamos al día 13 de mayo, justo cuando nuestro Sol, Luis Miguel, se daba su último baño de pueblo por los bares y restaurantes de San Miguel de Allende.

Justamente ese día, en la Plaza de Toros se realizaba una boda «muy acá» que llenó de camionetones y guarros las calles de los alrededores de la plaza. Y con sus tremendos vehículos, nuestras banquetas de la zona protegida estaban invadidas por las llantas de estas unidades, flanqueadas por decenas de guarros que vigilaban las camionetas mientras sus patrones salían de la «party»(fiesta, para quienes no mascamos mucho el ‘inglis’).

Pues bien, a esa hora se realizaba una boda de alto nivel que sus organizadores, procedentes de la CDMX, consiguieron, quién sabe cómo (usen su imaginación) que la fiesta la extendieran hasta las 6:00 de la mañana cuando la hora permitida son las 3:00 a.m., sin que ningún Godi-Amigo de Fiscalización llegara a decirles nada y sin que ningún elemento de Tránsito, a cargo del Jaimito de la Vialidad, don Samuel Mercadillo, llegara a decirles que bajaran sus trocas de las banquetas que pertenecen al área protegida por la UNESCO.

Dos días hicieron exactamente lo mismo y nadie, nadie, ni el sonriente Manolín, apareció para decirles que estaban en una zona habitacional, que las cumbias de la Sonora Dinamita y la salsa del Marc Anthony molestaba a los vecinos y que su reglamento estaba siendo violentado por los «fuereños».

Y ¿qué pasó con eso mi querido Arcángel? me pregunta nerviosa la hermosa Castaña de mis amores que esperaba una respuesta diferente a la que le di: «Nada mi adorada Castaña… Absolutamente nada».

Y es que, de haberse aplicado el Reglamento Municipal, como se supone pasa en las ciudades donde la ley es lo más importante para una sana convivencia y donde además se hace valer el derecho de los ciudadanos que viven en ella, hoy la Plaza de Toros debería de estar pagando una multota de $10 mil pesotes y cumplir un castigo de un mes clausurada para cualquier evento porque no cumplió con las leyes de un pueblo que se esmera en salir adelante y de obedecer lo que sus reglas que la mantienen viva y bajo custodia.

¿Estás seguro de que nuestro sonriente Fiscalizador Manolín no aplicó la multa y cerró el lugar? me vuelve a preguntar La Castañita de mis amores, para sólo voltear a ver sus profundos ojos cafés con esa mirada que derrite cual bombón en fogata de niños exploradores para luego contestar: «NO».

Resulta que este fin de semana, o sea dos semanas después, la Plaza de Toros abrió de nuevo las puertas para una nueva boda, organizada exactamente por el mismo «fuereño» que planeó la otra boda «bien picuda» y que según los vecinos, tampoco terminó a las 3:00 de la mañana, como marca el reglamento.

Mi pregunta aquí es ¿la ley se aplica a contentillo del sonriente Manolito? ¿quién fue el que le dijo que  diera permiso a los fuereños? ? ¿será que así debe ser con los fuéremos y con los locales no? Yo nomás pregunto, porque esa duda carcome mis arcangelescas venas.

Mis Godi-Amigos dicen que Manolito es rebuena persona, que nunca hace caras (sólo sonríe) y que es capaz de obedecer cualquier orden que le den… Puras grandes cualidades de un líder ¿no?.

Ya ahora en el presente podemos deducir lo que pasó (sólo deducir): Los integrantes de la Asociación de Bodas se fueron porque Manolín le dice sí a todo a los «fuereños» y a los locales, a los que han puesto el alma y la vida para hacer de la industria de las bodas, una gran industria, los castiga y multa nomás se pasan un ratito del tiempo permitido… Democrático el sonriente Manolín ¿no?.

Y ya que andamos con él, tú no estás para saberlo pero yo sí para contarlo, pero no se si te acuerdes que hace unos días los subordinados de Manolín clausuraron el antro llamado «La Ingrata» ¿lo recuerdas? pues aquí te va, dicen las malas lenguas que ese lugar lo cerraron porque encontraron a un menor dentro del bar (que dicen sembraron especialmente para la ocasión, una táctica frecuente del Manolín), por lo que ya después pagaron su multa y todo volvió a la normalidad.

¿Y eso qué mi arcángel? pues resulta que al lado de La Ingrata está un lugar que antes era el Mint y ahora se llama Duke, un lugar que dicen, tiene que ver con empresarios de la cuadra y de amigos en la Presi (ya sabes quién eres)  que quieren hacerle la competencia a El Grito, el antro que pertenece al ex alcalde Mauricio Trejo (a quien por cierto el Congreso Estatal  ya aprobó que se llevaran ante la PGJE 17 denuncias en contra de sus ex funcionarios).

Pues bien, como en la cuadra ya saben que los empresarios se llevan re bien, son muy amigos y tienen vara alta con los Godi-Funcionarios (como ocurrió con Cafecito del Peralta que dicen ya NO van a abrir), en radiopasillo se escucha que ese lugar pertenece a amigos y un integrante del actual gobierno, que vieron que las instalaciones de su antro no son tan grandes como ellos quieren, por lo que andan buscándole pretextos a La Ingrata para tratar de cerrarla y ya cuando tenga hartas multas, entonces decirles que les vendan el lugar.

Dicen que los «Ingrata» no cederán por lo pronto, porque después de que nos dejaron sin La Mala, terminarían entonces por acabar con nuestra alma grupera y bailadora que nos mantiene vivos.

Esos mis Godínez, nomás causando problemas a quien les dio la confianza para hacer la chamba, porque ustedes no son los que quedan mal, sino todo este gobierno que en ustedes puso su fe para trabajar en bien del pueblo. Ahí se los dejo de tarea y en su conciencia.

*Independientes

Los tiempos de ver políticos suplicando por votos y entregándonos toda clase de regalillos que compran con nuestros impuestos para luego levantarse el cuello y decir que ellos fueron,  ya se están acercando.

Humberto Navarro, delegado de Conagua en Gto y Mauricio Trejo, Ex alcalde de San Miguel.

Y no estás para saberlo, pero ya no es uno, sino dos personas  dispuestas a trabajarle para competir como candidatos independientes, mientras a los partidos, esos que hoy tienen una mala reputación, ya nomás  lesfalta que apliquen el dedazo para sacar a su gallo.

Fotos van y fotos vienen y los políticos ya se andan moviendo cual gusanillo en sal para ponerse en la preferencia de los electores y azules, tricolores, amarillos, rosas blancos y negros ya andan haciendo movimientos para agarrar un hueso y no quedarse sin sueldo del erario público para los próximos tres años.

Y si todos se andan postulando, creo que también andaría yo pensando seriamente en postularme para candidato a Alcalde, ya hasta pregunté al IEEG si podía ser partícipe de tan amada oportunidad y me dijeron que sí;  habrá que buscar los tiempos y ver qué pasa, porque si todos quieren jugar, pues yo también sería un feliz competidor.

Cuando le pregunte a La Castaña qué pensaba de la idea, nomás volteó su dulce carita para decirme: «Estas re loco» pero que era una buena broma..

Pero déjame decirte Castaña de mis amores que broma no es y así que como todo mundo lo hace, iré esta semana a la colonia Guadalupe para platicar con los empolvados vecinos (por eso de sus eternas obras que no se les ve final) y a ver si juntos hacemos propuestas para mi próxima campaña a Presidente Municipal del pueblo, digo, si todos andan tras el puesto ¿por qué no habría de hacerlo yo?.

Esto apenas empieza y aunque la decisión está en el aire  ¿quién se apunta para formar parte de un equipo de ciudadanos expertos y trabajadores que quiere defender su ciudad de la impunidad y negocios entre amigos? .

Y con esta reflexión ya me voy, ya me despido no sin antes desearles que pasen un excelente día, una increíble semana y un gran inicio de mes porque ya se nos acaba mayo.

Buenos días mis amables lectores, se les quiere mucho y bien...

 

 

 

 

 

 

 

 

Written by amsanmiguel