Por Miguel Arcángel

Columna: #TenemosQueHablar

contacto: newssanmiguel@gmail.com

 

¡Qué fiesta, qué devoción y qué fe tan grande corre por las venas de la gente de San Miguel! Bien dicen que la fé mueve montañas y este fin de semana lo vivimos en su más puro esplendor con la llegada del Señor de la Columna a la ciudad para cuidarnos, bendecirnos y quitarnos todos los males.

Y ¡qué bueno que llegó! porque hoy más que nunca nos hacía falta que apareciera porque en este rincón del bello Guanajuato, las cosas están algo extrañas y de eso es justo de lo que hoy #TenemosQueHablar:

Esta semana fue de buenas y malas noticias que nos alegraron y otras más que descubrimos que nos hacen pensar en que esto requiere de algo más que la mano de Dios y del Señor de la Columna para dar con los responsables de las maquiavélicas intenciones que tienen algunos empresarios cobijados por asociaciones civiles para hacerse de dinerillo pasando por donde quieran sin que nadie les diga nada.

Por eso vámonos por partes….

Esta semana nuestra Pau de San Miguel pidió una oración para una amiga de sus papitos que no aparece desde el 13 de marzo. Ella sabe por lo que está pasando su esposo y su familia, tanto así que les pidieron  orar por esa mujer que ahora sabemos es de origen estadounidense y fue llevada por la fuerza por un grupo de hombres muy cerca de Vía Orgánica.

Esta mujer extranjera no volverá a casa en unos días. El «rumor» que fueron a calmar y desmentir las autoridades de la seguridad sanmiguelense con las monjas del colegio de la Colonia Guadalupe (quienes les pidieron a los niños y papás aumentar la seguridad) resultó que no era un «rumor» sino un secuestro.

Pues sí, portales de noticias confirmaron lo que los papis de la Pau sabían, pero que por la gravedad del caso no le dejaron a su niña decirlo abiertamente.

Algunos empresarios de la ciudad saben que de marzo a junio es cuando deben incrementar al 100 su seguridad porque desde hace 10 años, «alguien» desaparece de las calles sanmiguelenses. Vamos poniendo ejemplos:

El primero fue Eduardo García Valseca, hijo del coronel García Valseca, quien en junio del 2007 vivió en manos de sus plagiarios y volvió 7 meses después; luego fue el empresario R. González, siguió el restaurantero C. Araiza, después la señora Paola y luego la ex nuera de Martha Sahagún y Vicente Fox, M. Jurado. Todos están de regreso en casa, pero vivieron meses en manos de sus raptores que dicen les cortan el pelo a rapa, los encierran en un lugar oscuro, les ponen música banda y los mantienen con ojos tapados. Nunca nunca nunca pueden ver a sus raptores.

De San Miguel no se han ido y este 2017 regresaron no por un producto nacional, sino que ahora optaron por llevarse una víctima del país del presidente que más «ama» a los mexicanos: el rojizo Donald Trump. La Embajada de los EU, desde donde nos dicen que somos los «bad boys» vendrán con una  razón para meterse en la seguridad del pueblo, porque una de sus connacionales anda perdida y están dispuestos a encontrarla.  

A San Miguel de Allende ahora sí le podemos poner una rayita al rubro de «Secuestro» en el índice delictivo, junto con los muertos que aparecen amarrados y desnudos porque los robaron, los borrrachitos que se abren la cabeza solitos y los asaltos que no son asaltos, tal como lo describen los boletines de Seguridad hechos por la ahora conocida como la «Mata-Hari» versión provincia de la Seguridad, a quien por cierto toda la semana se la pasó dando  nombres y apellidos de quiénes fueron los que dijeron que ella no contestaba el teléfono a los reporteros y la señalaron como quien, junto con otra mujer, utilizaban el tiempo de trabajo para mandar a chicas heridas y con el corazón roto a los sitios donde se paseaba el ex esposo para no dejarlo ni cenar en paz. ¡Estas chiquillas traviesas! que loquillo que anden jugando a ser La Señorita Laura tras la pista del hombre al que puedan gritar: «¡que pase el desgraciado!», deje de andar haciendo cosas buenas que parecen malas mi querida Godi-amiga, que para eso no le pagamos. 

Pero volvamos a lo serio, a eso que el Excelsior dijo alguna vez: Los grupos organizados se están adueñando de las joyas turísticas del país y para muestra un botón.

Este fin de semana el alcalde Ricardo Villarreal se fue a Los Cabos, Baja California para hermanarse con aquella ciudad del mar. Pero justo en el evento en que firmarían el convenio de hermandad, intercambio y complicidad de culturas (lo vi en el Feis del alcalde Arturo de la Rosa que lo transmitió en vivo) el alcalde de la Rosa aprovechó el momento para decirle a los chicos buenos de la prensa que los marinos, la Policía Federal, el ejército y los grupos especiales de la federación habían aterrizado en los aviones de la Sedena para cuidar a Los Cabos, una de las joyas en la que las balaceras y los muertos se dan casi a diario.

Pero aprovechando que ahora son «brothers» y pueden hablar más en confianza, el alcalde de la Rosa le dijo a Ricardo Villarreal que seguro él entendía bien la llegada de tanto policía y elemento del Ejército  a la ciudad porque en su municipio (San Miguel de Allende) estaban sufriendo por lo mismo.

Claro que a mi alcalde no le gustó mucho el comentario y volteó a verlo como diciendo: «No me ayudes compadre», pero tuvo que aguantar vara porque estaba en la tierra ajena y ni cómo decirle que eso ni es cierto porque los micrófonos eran de De la Rosa.

Hoy del «Papu-Mirrey» de la Seguridad no hablaré, ya es por demás. Que sean los números los que digan la neta, porque hasta hoy, tienen mucho mucho qué contar… ¿qué no?

  • Negocios redondos

No quiero quedarme sin hablar del Aeropuerto, ese anuncio que hizo el Secretario de Turismo, Fernando Olivera, en el puerto acapulqueño, donde acaparó las cámaras para hacer del conocimiento nacional, que el tercer aeropuerto para Guanajuato lo pondrían en San Miguel de Allende.

Habló de inversiones, de empresarios, de expertos, de ancho de pista, de las aerolíneas, de cuándo podría estar listo y de licitaciones, pero luego luego salió el gober Miguel Márquez y el diputado Miguel Salim para decir: «¡Aguanten! que ni permisos ni proyectos están aún aprobados».

Lo cierto es que el tema del aeropuerto está igual que los aviones: en el aire, y no será sino hasta que vean todo el proceso aterrizado que ahora sí la gente les crea.

Pero de lo que sí están seguros mis godo-amigos es que hay un empresario muy contentito con esto de hacer aeropuertos y caminos, su nombre: Pablo Rodríguez, el integrante del Observatorio Ciudadano que escudado en la organización civil, anda haciendo y planeando negocillos.

Y es que no están ustedes para saberlo ni yo para contarlo, pero dicen las malas lenguas que este señor que vendió el edificio y terreno para hacer un hotel del Grupo Posadas y que tiene detenido el proyecto de construir un estacionamiento en la zona del Obraje, movió cielo, mar y tierra para lograr que la calle Acamapixtle y Cuesta de San José se cambiara a un solo sentido, porque por en esa zona construirá un Centro Cultural muy chido con vista a la Presa del Obraje y así hasta sus invitados podrán ver al hotel que sigue adelante con su construcción.

Dicen los que saben que con algunos aliados de su lado, el integrante Observatorio, que por cierto anda buscando meter también a su hermanita para fortalecer su presencia y voto dentro, quiere hacer negocio en esa zona, pues muchos de los terrenos le pertenecen y para conquistar corazones, además de prestar su teatrito ahí en el Obraje, también se puso «guapo» con el Municipio y hasta le regaló un cachito de tierra justo en la Cuesta de San José para que vieran que él solo es un personaje sanmiguelense que hace cosas sin interés, bonachón, buen amigo, leal, muy muy honesto, trabajador y lleno lleno lleno de puras buenas intenciones que no tienen otro motivo que luchar por un «mundo mejor».

Lo cierto es que desde hace unos días ya podemos ver cómo elementos de tránsito, ahí en la esquina de Acamapixtle, desvían a cuanto conductor encuentran con intenciones de subir, como lo han hecho por años, para decir que tienen que dar una vuelta hasta la otra calle porque de ahí ya no van a poder subir porque el proyecto del Pablín no va con el doble sentido de la avenida (es no lo dicen, pero lo piensan).

Dejo esto nomás para dejar el antecedente de lo que el Observatoriano tiene planeado, ya luego platicaremos para ver si logró aterrizarlos con ayuda de sus cuates y contactos que andan también muy atentos con él diciéndole: «amigo, amigo ¿quién te quiere más que yo?».

Ya me voy pues, no sin antes decirte que uno de los Godi-funcionarios  esta semana no le será muy divertida porque aprovechando sus conectes y su cargo, mandó a varios de sus operadores (entre ellos unos amigos míos) a sacar adelante permisos y autorizaciones para comenzar un proyecto sin que le costara ningún trabajo, cuando otros empresarios tardan hasta años en realizar los trámites y negociaciones. Este hombre panista y con historial de burócrata, pudo obtener todo lo que necesitaba en menos de un año. Yo nomás digo lo que oí, pero no seré yo quien lo señale… ya veremos qué nos cuentan y de qué se trata porque el chisme, ya todo me lo se…. ¡ñacaaaa, ñacaaaaaa!

Felicidades a Mary que esta semana festeja su cumpleaños, toca llevar el «tuper» con chicharrón prensado en salsa roja para la celebración, pero si hay cambios, ya nomás te llevaremos un pastel…

Que tengas una feliz semana de abril, ya se acerca la Semana Santa y eso implica que ahí vienen las vacaciones… Besos a mi Castaña, sabes bien cuánto te quiero.

 

 

Written by amsanmiguel