Redacción

newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE. – Cerca del mediodía en el Libramiento Manuel Zavala, a la altura de Nuevo Pantoja, un gran camión cargado de estiércol que bajaba sobre el carril de circulación que llega a la zona del Deprimido se volcó, donde todos dicen, «ocurrió un milagro».

Esto porque al llegar a la zona donde venden canteras y hay materiales de reciclaje, el camión de carga se volteó, el peso le ganó y su conductor no pudo controlarlo.

Justo al lado de él circulaba en su auto RIcardo, quien dice, todo ocurrió en segundos y no vio venir la caída dde la unidad, justo arriba de su auto, en el lado izquierdo.

El accidente dicen que se debió a una falla mecánica de la tolva, informaron elementos de Tránsito Municipal que se encontraban controlando el tráfico en la zona y supervisando las maniobras para levantar el camión de carga, sin embargo algunos testigos indicaron que ésta se quedó sin frenos y otros que le ganó el peso de la caja.

Afortunadamente el accidente no pasó a mayores, no hubo nadie herido, sólo daños materiales, en este caso el afectado fue Ricardo Ramírez, quien se identificó como dueño del carro ‘Toyota Prius‘ y quien iba dentro del vehículo cuando la tolva le CAYÓ ENCIMA y aboyó toda la parte de la cajuela derramando el estiércol dentro de su auto.

Fuentes habían indicado que había varios involucrados en el accidente, entre ellos un niño de 12 años que viajaba dentro del camión de volteo quien fue atendido por paramédicos de Cruz Roja con un dolor de cabeza… pero ningún golpe.

HOy Ricardo dice «que volvió a nacer», que iba solo él en su auto.

Casi enseguida del accidente llegaron las unidades de emergencia y lo ayudaron, el H. Cuerpo de Bomberos y la ambulancia de la Cruz Roja, quienes le brindaron atención médica.

Ricardo es el hombre del pantalón color Mostaza.

«Venía manejando y de pronto se descontroló el de la tolva, venía como rebasando, se quedó sin frenos, dice el otro chofer y pues nada más vi que se vino encima y ya nadamás lo que sentí fue el golpe y pues ya fue todo», dijo Ricardo.

-¿Y usted cómo se encuentra, no le pasó algo?

«No, sólo fueron algunos golpes y pues el susto nada más».

-¿Y cómo le hizo para salir?

«Pues lo que me valió fue que en la parte de enfrente quedó intacto el carro, es decir, del lado del conductor no alcanzó a aplastar el camión, si no alomejor yo ahorita no estaría aquí, salí por la puerta del lado del copiloto».

¿Qué aprendizaje te dejó el haber vivido esta experiencia?, quienes se percataron del accidente dicen que es un milagro que estás vivo e intacto.

«Puede ser que sí, es como una prueba de que Dios es grande; hoy no me tocaba, no era mi momento y estoy muy agradecido con el Señor por concederme la dicha de seguir aquí, y pues qué bueno que el otro conductor está bien, uno sale todos los días de su casa y no sabe si va a regresar».

Con info de Ana Gaby Hdz.

Written by amsanmiguel