Redacción

Newssanmiguel@gmail.com

GUANAJUATO. – A unos días del Orgullo Gay, la diputada del Partido Verde, Vanessa Sánchez Cordero, presentó esta mañana en sesión virtual del Congreso del Estado de Guanajuato, una propuesta para defender los derechos de la comunidad LGBTI.

Consiste en crear La nueva Ley sobre la diversidad sexual para el Estado, con la cual se crearía un instituto, el Instituto Estatal sobre la Diversidad Sexual, el cual sería un organismo público descentralizado del Gobierno del Estado, rector de la política estatal a favor de las personas de la diversidad sexual.

Con el propósito de coordinar, promover, apoyar, fomentar, vigilar y evaluar las acciones públicas, estrategias y programas.


Además, se crearía el Consejo Estatal de Diversidad Sexual, en el que se
estarían incorporando a las mesas de trabajo los colectivos y asociaciones que representan a las personas Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Transexual, Travesti e Intersexual (LGBTI) con el propósito asesorar, proponer, opinar y
apoyar los planes y programas.

La propuesta también incluye la creación de un programa estatal de las personas de la diversidad sexual, con la finalidad establecer los objetivos, metas, estrategias, lineamientos y acciones para la difusión, promoción, fomento, investigación, práctica, supervisión y evaluación de las actividades
de atención a las personas de la diversidad sexual, con la participación del estado, los municipios y los sectores público y privado.


En los municipios también se crearían los organismos para defender los
derechos de las personas LGBTI.

Y finalmente, en esta nueva ley se contemplará las sanciones en caso de que un servidor público incurra en una violación a los derechos de las personas LGBTI.


“En específico las personas LGBTI han sufrido rechazo y falta de tolerancia por sus características de sexo, género o preferencias sexuales específicas,
impidiendo con ello, que se les garanticen sus derechos de igualdad. Independientemente de la diversidad sexual que vivan, experimenten o

expresen”, dijo Vanessa Sánchez.

Desde hace años se han realizado diversos esfuerzos para visualizar, medir y conocer las necesidades relacionadas con la diversidad sexual y generar una cultura de tolerancia y no discriminación, como el del Instituto Mexicano de la Juventud
(Imjuve) que en su momento se dio a la tarea de recabar información, realizar campañas y debates en relación a los derechos de esta comunidad, mientras que en Guanajuato hay una enorme deuda.


En Guanajuato no ha habido el interés suficiente por defender los derechos de las personas de la comunidad Lésbico, Gay, Bisexual, Transgénero, Transexual, Travesti e Intersexual; de acuerdo a un informe de Violencia Extrema realizado por la organización Letra S entre
2013 y 2018, en Guanajuato se registraron 17 asesinatos de personas LGBTI, lo cual colocó al estado en el lugar número 10 a nivel nacional, a lado de Sinaloa, explicó la diputada.


Vanessa Sánchez Mencionó además que para la comunidad LGBTI algunos
derechos como la adopción o el matrimonio han sido nulos, a pesar que desde el 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación estableció que la negación al matrimonio igualitario era inconstitucional.

En Guanajuato se han registrado 120 matrimonios igualitarios, mismos que de inicio fueron rechazados y tuvieron que atravesar por un amparo, trámite que oscila entre los 10 y los 40 mil pesos, mencionó la diputada.

La Encuesta Nacional sobre Discriminación 2017 elaborada por
el INEGI, donde el 20.2% de la población de 18 años y más declaró haber sido discriminada por alguna característica o condición personal, tono de piel, manera de hablar, peso o estatura, forma de vestir o arreglo personal, clase social, lugar donde vive, creencias religiosas, sexo, edad y orientación sexual.


Además de que casi no se respetan los derechos para los distintos grupos de
la población, en la que encabezan la lista el grupo de personas trans con 71.9% y el de las personas gays o lesbianas con 65.5 por ciento. El 41% de los hombres no rentaría un cuarto de su vivienda a una persona
trans, frente al 33% de las mujeres que tampoco lo harían.


En dicha encuesta el 35% de los hombres expresó que tampoco lo haría si se tratara de personas homosexuales, en contraste con el 30% de las mujeres que también muestra su indisposición a hacerlo.
Mientras que el 64.4% de la población considera que en poco o nada se
justifica que dos personas del mismo sexo vivan como pareja.


“La presente Ley permitirá cerrar la pinza para garantizar ordenamientos más actuales, equitativos e igualitarios para las personas de la diversidad sexual, así como la creación de una Ley que proteja las diversas formas de orientación
sexual y expresión e identidad de género, erradique y prevenga la
discriminación y promueva una cultura de respeto a la diversidad social”.


“Con esta iniciativa, estaríamos contribuyendo al cumplimiento de la “Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible” de la Organización de las Naciones Unidas, a través de su objetivo ‘Reducción de las Desigualdades’”, destacó la diputada del Partido Verde.

Se busca que la propuesta sea aprobada lo antes posible.

Written by amsanmiguel