Redacción

newssanmiguel@gmail.com

Como parte de su programa de Servicio Social para Prevenir y Atender el Analfabetismo y el Rezago Educativo, un total de 204 estudiantes del nivel medio superior y superior de diferentes municipios del estado, colaboran actualmente con el Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (INAEBA).

El objetivo es que los estudiantes que brindan su servicio social tengan la oportunidad de poner en práctica sus conocimientos y habilidades de organización, creatividad, liderazgo y manejo de grupos en un contexto real, así como desarrollar en ellos el desarrollo de estratégicas didácticas.

Es de resaltar que esta colaboración con el INAEBA también crea una sensibilización en estos estudiantes, al comprender que una persona que no tuvo la oportunidad de estudiar en su niñez o juventud, sólo puede dignificar sus condiciones de vida a través de la educación.

Un ejemplo de ello, es Karla López Tula, de 21 años, originaria de la comunidad de Churipitzeo, del municipio de Pénjamo, Guanajuato.

Es estudiante del décimo cuatrimestre de la carrera de Administración de Empresas en la Universidad Politécnica de Pénjamo (UPP), y combina las clases con su estadía en una empresa de fabricación de alimentos para cerdos y su servicio social con el INAEBA.

En esta última actividad, Karla López invita a las personas que no saben leer ni escribir o que no han terminado su primaria o secundaria, a que se incorporen al Instituto, para lo cual, los apoyan recabando su documentación para armar su expediente. También los apoya en su proceso educativo hasta la aplicación de su examen final de conocimientos para que puedan acreditar el nivel educativo que están estudiando.

A decir de la joven, el servicio social es realmente lo que esperaba ya que se considera una persona sociable que le gusta apoyar a los habitantes de su comunidad con una labor “altruista”, como define al trabajo del INAEBA.

“Me ha gustado mucho (el servicio social con el INAEBA) porque he estado en proyectos anteriores por parte de aquí de la escuela, lo que es Red Líder y otros grupos que se dedican al apoyo de las personas y yo desde un principio apoyé siendo mentora o apoyé a algunas personas que sufren de alguna adicción y entonces ya les di otra nueva oportunidad de acercarlos a tener su certificado”, afirmó Karla López.

Su compañero de carrera, Óscar Tafoya González, de 21 años, también colabora con el Instituto y se encuentra actualmente cumpliendo con sus estadías en el área contable de la misma empresa. A él, sus actividades como promotor en el servicio social con el INAEBA lo han ayudado a tener más seguridad y confianza en su trato con otras personas.

Al igual que Karla, la participación de Óscar con el Instituto implica que busque a personas en rezago educativo, las invite a incorporarse, las apoye en el armado de su expediente y las acompañe en su proceso educativo hasta su certificación. En su caso, comenzó su labor desde casa y vinculó a sus familiares para que concluyeran la secundaria.

“Le comenté a mi mamá y fue una de las personas que aplicó (para certificar secundaria), junto con mi cuñado. Yo le veo el lado positivo a todo y esto me dejó ser más sociable”, dijo Óscar Tafoya.

Gracias a los convenios de colaboración entre el INAEBA y diferentes instituciones educativas públicas y privadas, actualmente 125 estudiantes de bachillerato se encuentran realizando su servicio social con la dependencia estatal, además de 79 alumnos de alguna licenciatura.

Los municipios en donde actualmente ese cuenta con estudiantes de servicio social son Doctor Mora, Dolores Hidalgo, Jaral del Progreso, Manuel Doblado, Pénjamo, Purísima del Rincón, Salvatierra, San Felipe, San Francisco del Rincón, San José Iturbide, San Luis de la Paz, Tarandacuao, Valle de Santiago, Guanajuato, León, Silao y Valle de Santiago.

Written by news sanmiguel