Redacción

newssanmiguel@gmail.com

 

Cuando el reloj marcaba las 12:38 p.m., en un hospital de Monterrey, Nuevo León confirmaban lo que nadie nos esperábamos: El maestro Celso Piña, el Rebelde del Acordeón, el maestro del vallenato, moría de un infarto.

La muerte llegó así, de repente, porque a las 9:00 de la mañana todavía subió uno de sus últimos tuits, con el que compartía su gusto porque vería a sus fans el próximo 5 de septiembre en la ciudad de Querétaro, justo en la feria de Cadereyta.

Un minuto después publicó el último, donde nos dejaba para siempre la frase: “No hay quien se resista a la cumbia” y ¡lo sabemos! porque nadie más volverá a tocar el acordeón como el maestro, ¡Adiós al gran Celso Piña!, quien con su cumbia y vallenato a todos nos ponía a bailar.

Hoy ¡El Cielo ya está de fiesta! “El rebelde del acordéon” deja su legado musical para México y el mundo.

Y sí, nadie se resistía a la cambia, hasta el gran Gabriel García Márquez no pudo resistirse a la música del gran  Rey del Vallenato.

 

 

 

 

 

Written by news sanmiguel