Redacción

newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE.- ‘Con este Alcalde, discúlpenme, regresamos 50 años atrás en calidad de gobierno”, dijo el abogado Juan Ponciano Hernández, representante de un empresario restaurantero que junto con comerciantes y prestadores de servicio, denunciaron este lunes diversos casos de acoso y hostigamiento por parte de Mauricio Trejo Pureco, alcalde de San Miguel de Allende.

Durante la rueda de prensa, empresarios, comerciantes y abogados, denunciaron cómo el alcalde Trejo Pureco, utiliza las corporaciones de Seguridad pública, elementos de Tránsito, de empleados de Fiscalización, de Patrimonio, de Servicios Públicos y otras dependencias, para hostigar, acosar y decomisar su patrimonio.

Además de los casos de hostigamiento, fueron las comerciantes de carritos que fueron adquiridos a través de créditos otorgados por el Gobierno de Guanajuato, quienes denunciaron que «secuestraron» sus carretas sin darles motivo aparente.

Tras señalar que el alcalde de San Miguel de Allende, Mauricio Trejo Pureco, les dijo «prietas y feas» a comerciantes del jardín principal de San Miguel de Allende.

Bajo ese argumento el alcalde Mauricio Trejo Pureco les ha prohibido la venta de sus productos e incluso ha comenzado una cacería en su contra.

Trejo Pureco también ha hostigado a empresarios hoteleros, restauranteros, prestadores de servicios y transportes turísticos, así como a comerciantes fijos, utilizando a elementos de la Dirección de Fiscalización y hasta de la Policía Municipal.

Sandra Granados Guzmán, comerciante ambulante, refirió que junto con compañeros el mismo alcalde de San Miguel de Allende, Mauricio Trejo Pureco, les advirtió que no pueden vender en el primer cuadro de la Ciudad Patrimonio de la Humanidad, ya que no le son agradable a la vista.

«Para él somos feas. Somos prietas. Y no le gusta lo que ve en el jardín al vernos», destacó la joven que vende frituras en un carrito frente a la Parroquia de San Miguel Arcángel desde hace años y que este lunes denunció al presidente municipal de San Miguel de Allende al lado de muchos de los afectados.

Sandra Granados narró a reporteros que a partir de ahí comenzó una serie de abusos de autoridad para con el sector, que se basa no solo en persecuciones y la confiscación del carrito de las ventas, sino también en todo el producto, que básicamente son alimentos perecederos.

Trejo Pureco dice que somos chaparras y nos manda a la gente del municipio para hostigarnos”, destacó la denunciante, quien recordó que el alcalde no es rubio, ni tiene ojos azules y simplemente está acomplejado.

Acompañando a Sandra Granados acudieron los comerciantes Gregoria Almanza, Norma González y Josué Fernando Cruz Almanza, que coincidieron en que San Miguel de Allende ya es un pueblo en donde rige la ley del cacique, porque de los 17 que solían vender en el primer cuadro de la ciudad, bajo un permiso municipal, solamente quedan ocho.

Y fueron elementos de Tránsito los que decomisaron cuatro de los carritos con comida, incluyendo la misma comida, y a pesar de una resolución del Tribunal de Justicia Administrativa (TJA), Trejo Pureco no hace caso.

Bueno, hasta se burló de la Secretaría de Gobierno del Estado de Guanajuato (Libia García), y nadie le dice nada, como que le tienen miedo”, resaltaron.

Añadieron tener miedo de las represalias de Trejo Pureco en contra de ellas o de sus familiares.

Y es que los empresarios y los comerciantes le temen al presidente municipal por ser originario de Michoacán.

Mauricio Trejo Pureco también fue acusado por representantes del transporte turístico y del sector restaurantero, a los cuales ha afectado gravemente.

Los empresarios Martín Carrera y Gerardo Ramírez, así como el abogado del restaurante La Terraza, Juan Ponciano Hernández Ruiz, y el abogado de los consejeros que fueron destituidos del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (Sapasma), Juan Torres Ríos, coincidieron en que han sido blanco de abusos de poder y de “actos delincuenciales” por parte del alcalde.

Trejo Pureco ha clausurado cuatro veces, de forma ilegal, el restaurante La Terraza, el mismo que está ubicado a un lado de la torre del reloj junto a la Parroquia de San Miguel Arcángel.

Lo increíble, dijo el abogado del establecimiento, es que se le pagan 60 mil pesos mensuales al arrendatario, que es el mismo Gobierno Municipal. En todos los casos existe una resolución del TJA para que sea re abierto el restaurante.

En la última clausura se ordenó “un desalojo total” porque supuestamente tenían “vencido el uso de suelo”.

Los empresarios coincidieron en que Trejo Pureco representa claramente al personaje principal de La Ley de Herodes.

RUEDA DE PRENSA: EN VIVO LA RUEDA DE PRENSA

MÁS NOTAS:

Written by news sanmiguel