PARIS.- Un gran grupo de osos gigantes de peluche se pasean por las cafeterías y restaurantes de una calle de París, sorprendiendo a todos paseantes. Algunos pensaron que era para guardar la distancia, pero es todo lo contrario.

Se trata de que estos osos abrazables promocionen el negocio de Philippe Labourel, el dueño de una librería, que coloca a los nounours (osos de peluche en francés) en distintos lugares del barrio desde hace casi un año.

Hoy son virales en redes sociales, porque igual toman café y viajan en moto, logran conquistar a cualquiera que los ve.

Written by news sanmiguel