Redacción

newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE.- El abogado Ignacio Reyes Retana, un priista, exmagistrado y ex alcalde de Guanajuato capital , es señalado por integrantes del Frente Amplio Cívico SanMiguelense (FACS) como quien «contrató» a una mujer cocinera para que «se hiciera pasar» por quien cuidaba a la extranjera Carmen Beckmann para quedarse con sus propiedades en San Miguel de Allende.

El periódico Correo comparte, que a través de un documento, el FACS advirtió a Miguel Márquez Márquez, gobernador de Guanajuato, que las casas intestadas de la señora Beckmann, deberían pasar a la Universidad de Guanajuato pues temían que fueran rematadas a particulares.

Su sospecha no fue en vano y el difunto abogado Reyes Retana (quien falleció en febrero del 2021), fue a quien señalan como quien hasta contrató a una mujer, que hoy tiene una taquería en la colonia San Rafael, para «hacerse pasar» como quien cuidaba a la extranjera y entonces hacerla «heredera».

El documento de «advertencia», los integrantes del grupo ciudadano la llevaron a la Presidencia de la Junta de GObierno de la LXII legislatura, la rectoría de Universidad de Guanajuato y a la Dirección de Asuntos Jurídicos de la UG, el cual todos sellaron de recibido.

Fue sin embargo la calle que está ubicada en la calle de Hernández Macías 105 la que la Universidad de Guanajuato al parecer «perdió» primero, luego de que el difunto Reyes Retana se dio cuenta de que las casas estaban intestadas.

Señalan en la publicación que el abogado fallecido terminó «contratando» a una mujer llamada Gloria Espinoza Briseño, quien hoy es cocinera y tiene una taquería en la calle de Independencia de la colonia San Rafael.

Así fue como dicen, la señora cocinera «se hizo pasar» por quien cuidaba a la señora Beckmann: «Pero no sólo NO se encargó de cuidar a la finada estadounidense, sino que ni siquiera la conocía», resaltan en la publicación.

«El abogado Reyes Retana (Ignacio) se enteró de las casas interstadas y él le pagó a una mujer (Gloria Briseño Espinoza) para que dijera que ella era quien había cuidado a Carmen cuando ésta nunca tuvo una empleada mujer. Siempre tuvo solamente hombres trabajando para ella», dijo uno de los integrantes del Frente.

«Fue Isaac Cohen quien estuvo con la señora Beckmann hasta sus últimos días, un hombre con quien tenía una amistad y hasta tenía las llaves de sus propiedades.

Tras meses de supuesta «pelea» y de que la representante legal de la Universidad de Guanajuato, María Isabel Rodríguez Aguilera , terminó cediendo la propiedad a la señora Gloria Espinoza Briseño, que con un papelito hecho a mano y apoyada por el Notario Público Oscar Arroyo Delgado, la cocinera tradicional terminó cobrando $40 millones de pesos a cambio de la casa en la que Reyes Retana quedó como abogado.

«La intención del Frente era que una de las viviendas se quedara como biblioteconomías, museo o centro de estudios y/o se rescatar a la civienda donde nació el ilustre sanmiguelense ignacio Ramírez El Nigromante (Umarán 38) , que también había adquirido la señora Carmen Beckmann», destaca.

Esa fue la única con la que se quedó la UG, las otras, todas están en manos de particulares.

CONTEXTO:

CONTEXTO:

  • La señora señora Beckmann muere en octubre del 2014
  • 5 meses después, el FACS le escribe al gobernador panista, Miguel Márquez por las propiedades intestada.
  • Un año después de la muerte de la Beckmann, la señora que dicen «contrató» Reyes Retana para hacerse pasar como «ayudante» de la señora extranjera, la casa se ponía a la venta por $40 millones de pesos
  • El Notario Público que certificó y validó la operación fue Óscar Arroyo Delgado, un panista y ex alcalde de San Miguel de Allende
  • Hay al menos 4 casas que quedaron en manos de la UG y que hoy están en manos de particulares
  • Solo la casa donde nació Ignacio Ramírez «El Nigromante» (umarán 38) se la quedó la Universidad de Guanajuato y la mantiene siempre cerrada, sin ninguna actividad.
Written by news sanmiguel