Redacción

newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE.- Ante la falta de pago del contrato por parte de la pasada administración del arrendamiento de unidades del Gobierno Municipal, la empresa llegó a la Presidencia municipal para llevarse casi el 50 por ciento de las unidades que tenían para trabajar.

Ante el reclamo de la empresa arrendadora, el gobierno municipal 2021-2024 inició la entrega de los vehículos por el incumplimiento de contrato de la pasada administración municipal, lo que afectará la movilidad de los servidores públicos.

El parque vehicular, conformado por 68 automóviles, no forma parte del patrimonio municipal, sino que se hizo un contrato de arrendamiento del cual no tenía conocimiento la actual administración.

Los representantes de la empresa notificaron por oficio el pasado 23 de septiembre del presente año, sin embargo no se puso a la vista como consecuencia de la falta del proceso de Entrega-Recepción y al mediodía de este jueves se apersonó un grupo de representantes, para reclamar y recuperar su propiedad de dichos vehículos.

El contrato de estos 68 automóviles era por 29 meses y el término fue el pasado 15 de septiembre; sin embargo, la administración pasada no renovó dicho contrato, ni regresó los vehículos, por lo que se generó una multa que asciende a $170 mil pesos por el periodo excedido para cumplir con la entrega.

Además hay otro adeudo al no cubrir los últimos dos pagos.

El monto total por estas demoras, aún por determinarse.

Ante este hecho, la operatividad de diversas dependencias municipales se verá disminuida que afectarán la atención ciudadana, supervisiones, recorridos, giras de trabajo, mensajería y demás actividades que requieren movilidad.

Haciendo frente a este escenario se buscarán estrategias para hacer más con menos, todo con apego a la legalidad, priorizando el orden en el quehacer municipal y cuidando el gasto eficiente del erario público.

«Desafortunadamente este gobierno municipal recibió sus arcas en quiebra económica y financiera por lo que renovarlo sería ir en contra de una política de austeridad y eficiencia», destacan el gobierno local.

El tesorero municipal, Raúl Vallejo, recalcó que la administración saliente actuó con dolo contra los sanmiguelenses, al omitir los pagos correspondientes, perjudicando el erario público y, por ende, el servicio público del gobierno municipal.

“Se presentó una situación delicada en el municipio, no supimos nada. La administración saliente no nos manifestó tampoco nada. De manera dolosa, la administración (saliente) no siguió haciendo los pagos que correspondían, ni tampoco llevó a cabo una prórroga, una renovación del contrato o lo que procediera a favor de que los servicios se siguieran brindando. Esto nos perjudica terriblemente, porque nos dejan de manos atadas para poder funcionar”señaló el tesorero municipal.

Actualmente, el presidente municipal Mauricio Trejo, está gestionando una solución para subsanar esta problemática y seguir brindando servicio a los sanmiguelenses. Además, la administración municipal 2021-2024 cuenta con funcionarios comprometidos y no detendrá labores en sus instalaciones del edificio administrativo, Palacio Municipal, ni las demás instalaciones municipales, centralizadas y paramunicipales.

Si los directores tenemos que poner nuestros propios carros para trabajar, lo vamos a hacer”, expresó Trejo Pureco sobre este tema al término de su toma de protesta el pasado 10 de octubre.

Con políticas de apego al orden y con eficiencia en la administración de los recursos públicos, en San Miguel de Allende estamos volviendo a los buenos tiempos.

Written by news sanmiguel