Redacción/ newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE.- A través de escritos al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Guanajuato, a la Dirección de Patrimonio y hasta a Derechos Humanos del Estado, vecinos de la calle Hernández Macías denunciaron que con «permiso del Gobierno», permitieron la destrucción y modificación de un inmueble con vestigios del siglo XVI, para un restaurante ponga su negocio.

La finca ubicada en la calle de Hernández Macías 91 del Centro Histórico de San Miguel de Allende, se encuentra incluida en la lista de inmuebles destacados del Decreto de Zona de Monumentos Históricos en la población de San Miguel de Allende, una finca que perteneció a quien hace más de un siglo a Ignacio Hernández Macías, un químico, doctor y jefe político de San Miguel de Allende a quien se le adjudica el haber comprado los terrenos para entregar a los sanmiguelenses un área de recreo y zona verde que hoy conocemos como el Parque Juárez (paseo.com).

A través de varios oficios, los vecinos informaron a las autoridades del INAH Guanajuato y de Patrimonio de San Miguel de Allende que a esa casa dentro de la Zona Protegida por la Humanidad, le están instalando ventiladores que realizan ruidos permanentes, que sus muros compartidos están siendo dañados, que los arcos y la huerta con más de 30 árboles frutales ya no existe y que el patio central que resguardaba la vida de las familias del ayer, fue modificado, fueron las autoridades mismas les respondieron que ellos mismos fueron los que dieron el permiso de hacerlo.

Páginas: 1 2

Written by news sanmiguel