Redacción

newssanmiguel@gmail.com

 

Alma llegó ayer con Fernando a San Miguel de Allende y lo hicieron a bordo de un auto Nissan color blanco con placas del Estado de Guanajuato.

En el estacionamiento de bodega Aurrerá, en el que todos hacemos parada para «ver a alguien» parecía una noche normal, con gente entrando a la tienda para hacer sus compras.

Sin embargo, a eso de las 8:00 de la noche, los balazos terminaron con lo parecía un día cualquiera, luego de que hombres a bordo de una motocicleta, llegaron y descargaron un arma sobre el cuerpo de Fernando que estaba dentro de la unidad en el lado del conductor.

De ahí comenzó la conmoción y afuera de Aurrerá comenzaron los gritos, mientras Alma veía sorprendida la escena.

Así fue como llegaron los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, quienes acudieron al llamado que realizó la gente para pedir ayuda porque habían visto que un hombre estaba herido dentro de un auto.

Cuando llegaron, Fernando ya estaba muerto, las heridas de bala que recibió le arrebataron la vida y Alma tendrá que regresar a Celaya sola, porque aquí se quedó para siempre Fernando. 

Los policías encontraron 8 casquillos… 8 veces dispararon contra él con un arma 9 milímetros.

Según las corporaciones de Seguridad, de Fernando ya tenían una historia pues en anteriores ocasiones lo habían detenido por daños a vehículos. Ahora su muerte y los responsables quedan en manos de las autoridades ministeriales.

Written by amsanmiguel