Redacción

newssanmiguel@gmail.com

SAN MIGUEL DE ALLENDE.- Desde hace más de un año, en el Rancho Los Juárez, que se encuentra allá rumbo a la comunidad de Tierra Blanca de Arriba, una historia de violencia sucede, que ninguna autoridad ha podido detener.

Las agresiones de un hombre identificado como Efraín J, quien mantiene entre el miedo y el terror a la familia de una Mary (nombre ficticio) con quien tuvo 2 hijos (que dicen, nunca reconoció) y que a bordo de su caballo, envalentonado, armado y con varias denuncias en su contra, pasa frente a esta casa y amenaza, violenta, golpea, «mata de miedo» a la familia, pero este lunes, casi la mata a golpes.

La
La golpiza de este martes que llevó de nuevo a la mujer sanmiguelense al hospital.

De este caso lo sabe la Fiscalía General de Guanajuato (FGE) y sus unidades especiales para luchar contra la violencia de la Mujer. También lo sabe el Instituto Municipal de la Mujer, así como las autoridades que «le toman datos» cada que llega golpeada de nuevo al hospital.

«¿Qué esperan ehh? qué espera esta maldita ley en San Miguel de Allende para hacer algo ¿que amanezca muerta tirada al lado de la vía? este hijo d puta sigue libre ya no es una ni dos si no varias veces las que nos ha atacado a ambas, a mi madre casi la mata en varias ocasiones lo denunciamos y nada este maldito anda como si nada, burlándose de uno diciendo que nos matará este maldito violador si violador por qué lo es. Mi madre rara vez va a la casa a ver a los niños por qué le teme. Ahorita nosotras estamos en el hospital y los niños mis hermanos. Mi beba en casa solos. No es justo por favor ¡no es justo que lo protegan!

Así es como postea una de las integrantes de la familia para mostrar a su mamá en la cama de un hospital tras la golpiza «más reciente» que dicen le volvió a poner Efraín, el mismo hombre al que ya lo han denunciado ante la Fiscalía, ante las unidades especiales, ante el Instituto de Mujeres de SMA y que nadie ha defendido.

En octubre del año pasado fue enterada del tema Cinthia Sifuentes del Instituto Municipal de la Mujer, quien dijo que ya estaban trabajando con las mujeres de la familia que buscaban proteger también a los menores de edad que había en casa.

Una de las integrantes dijo que les hablaron por teléfono, hablaron con ellas y no pasó nada.

La historia de violencia contra la familia del Rancho de Los Juárez siguió y siguió.

«Ya ni en la propia casa podemos estar en paz y salirnos de la casa no es opción… No tenemos a dónde ir», dice una de las integrantes de la familia de Mary.

Comparte que ni la Fiscalía ni las autoridades creadas para combatir la violencia contra la mujer han hecho algo para solucionar el problema.

Fue en marzo de este año, cuando otra de las integrantes de la familia fue agredida por el mismo hombre, el mismo denunciado, el mismo agresor.

Dice Mary que arrastró varios metros a la chica provocándole heridas en sus piernas que la Fiscalía calificó como «No graves» y mandó el tema «otra vez» a Control de mediación, poniendo a Ricardo Gutiérrez Mosqueda, como facilitador de la «conciliación» entre víctima y el agresor que tiene más de un año golpeándolas, agrediéndolas, insultándolas y provocándolas.

Con una mediación la Fiscalía busca que el agresor deje de «agredir» a las mujeres que ya están desesperadas y que una de ellas ayer volvió a caer en el Hospital por las heridas provocadas por un hombre que sigue libre a pesar de que tienen más de un año que le han pedido a ayuda a la Fiscalía y a todas esa unidades que dijeron, las hicieron para proteger a la mujer.

Sólo que ayer volvieron a fallar. Está con vida, pero como las agresiones van subiendo de nivel, quién sabe para «la otra» lo pueda contar.

Written by news sanmiguel