Redacción

Newssanmiguel@gmail.com

 

 

 

SAN MIGUEL DE ALLENDE.- Directores y funcionarios del Municipio de San Miguel de Allende dieron permiso a un particular para hacer uso de la vía pública y modificar y ampliar banquetas que permitan al negocio privado hacer que sus clients salgan del lugar sin problemas.

Francisco García, Director de Patrimonio de San Miguel de Allende y David Jiménez Guillén, director del Centro del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Guanajuato fueron los que entregaron los permisos para demoler la casa y modificar la vía pública porque así conviene al negocio particular en el que se construye un estacionamiento público.

Así lo narró Raúl Barrera, encargado de la obra e integrante del Colegio de Arquitectos de San Miguel de Allende quien dijo que lo que se construye en ese lugar es un negocio de Estacionamiento Público.

En entrevista con NEWS dijo que durante mucho tiempo se detuvo la obra por «intereses» logró salir adelante luego de que Francisco García, el mismo funcionario que dio permiso de construir una  «Cafetería de Primer Mundo» dentro de un parque y presta la calle para eventos privados, le liberó los permisos.

Francisco García Chávez, Director de Patrimonio en San Miguel de Allende

 

«Yo solicité ante el INAH y ante el Municipio los permisos. Me dieron primeramente una licencia de demolición, ya que la casa no era una casa antigua, era una casa de los 80. Inclusive estaba construida de tabique y tabicón y con lozas de concreto, entonces por situaciones de conflictos sociales, la obra la frenaron porque hubo algún sector de la sociedad que se oponía porque decían que era una casa que estaba catalogada, que era un monumento histórico y el INAH nos pidió hacer una investigación exhausta de la propiedad y «, dijo el Arquitecto.

David Jiménez Guillén, director de Centro INAH en Guanajuato.

Dijo que el estacionamiento será de 3 niveles y que habrá dos pisos subterráneos y que cuando se pensó este proyecto, se pensó en hacer un centro comercial y otros más.

«En aquella ocasión, antes de que entrara esta administración, hubo muchos ‘peros’, y no nos dejaron hacer nada y como está considerada de nivel conflictivo de circulación uy al estar con tantas restricciones, ¿qué pasa si hacemos un estacionamiento? y nos dijeron que lo justificáramos y ahí, no hubo restricción», por lo que un año y medio después, con la adminsitración a cargo de Luis Alberto Villarreal y sus directores, es que les  quienes le entregaron los permisos.

«Finalmente después de año y medio conseguimos la licencia de construcción, y esta licencia de construcción tiene todas las autorizaciones, tiene la autorización del INAH, tiene la autorización municipal, no rebasamos alturas de acuerdo al reglamento, en la parte de enfrente conservamos la altura que se tiene hasta la fecha», agregó.

«No crea que nos solaparon, hubo mucho proyecto antes», dijo el encargado.

Dijo que el estacionamiento se está construyendo en una casa que perteneció a Franco Barajas Becerra, y hace 2 años los hijos la vendieron por lo que después de varios proyectos, entre ellos construye un centro comercial, lograron aprobar el estacionamiento.

Con la construcción del estacionamiento la circulación también dieron permiso que la modificaran, así como banquetas y arrollo vehicular.

«Pareciera un daño que se está haciendo a esta circulación, pero en realidad no hay un daño, no estamos en una autopista, no es algo que queremos que los carros vayan a toda velocidad. Estuvieron marcados con líneas blancas para poder darnos cuenta de que cualquier vehículo podía pasar, obviamente con velocidades permitidas en el Centro, y esto no afecta para nada ninguna circulación de ningún vehículo.

«No es que al Gobierno se le haya convencido para que nos permitiera realizar este cambio, es simplemente por funcionamiento y sabemos la necesidad que tiene San Miguel en este punto», dijo mientras recalcaba que lo mismo había pasado con el estacionamiento que quedará casi frente a ellos de la calle Hidalgo, o que pertenece a «los señores Vidargas» que también está en la esquina de Hidalgo con Insurgentes.

«Los permisos los dieron el licenciado Francisco García (de Patrimonio) y por el INAH está por David Jiménez, que son los actuales directores» y quienes dieron el visto bueno al proyecto privado con modificación de vía pública.

VA LA ENTREVISTA:

 

 

Written by news sanmiguel